Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

“Pensaba en mi hija de siete meses”: patrullera narró ataque a CAI de La Aurora

Katherine Mahecha revivió la angustia en medio de las llamas y el ataque a ella y sus compañeros cuando salieron. Dice que un ángel la salvó.

Katherine Mahecha es policía y en el ataque al CAI que fue incendiado salió en tercer lugar con las manos en alto. Tras caer al piso fue atacada luego de caer al piso. Dice que en ese mometo, entre las llamas, solo pensaba en su hija de siete meses.

“En ese momento es un miedo sorprendente. Independientemente de la formación del entrenamiento, de todas maneras somos humanos. Lo que uno quiere es salir bien porque tenemos familia, tenemos hijos. En el caso mío tengo una niña pequeña”.

Y fue en su hija de siete meses en lo que más pensó cuando los vándalos destrozaron los vidrios blindados del CAI.

“En ese momento uno cree que ya que ya es el final (llora) Uno cree que ya no va a salir de ahí, era una cantidad sorprendente de manifestantes nosotros éramos muy poquitos y el apoyo no pudo llegar estaban atendiendo otras situaciones. Ellos abrieron el hueco para tirarnos candela, tiraron una molotov, una bomba incendiaria. No lo sé. El punto fue que a un compañero de aquí le quemaron la carita y el humo nos hizo salir corriendo. Ese era el objetivo, que nosotros saliéramos para atacarnos con piedras palos”.

Cuando salieron lo hicieron con una señal buscando no ser atacados.

Publicidad

“Nosotros alzamos las manos pidiendo prácticamente que por favor no nos atacaron y lo gritábamos ‘por favor no nos pegue, no nos peguen’. Y salimos hacia la parte de arriba, la multitud estaba enfurecida contra nosotros”.

Sin embargo, sus gritos no fueron escuchados.

“Cuando iba saliendo empezaron a tirarnos piedras, rocas, piedras grandísimas y eso me golpeó los pies. Me enredé me caí y a lo que me caí sentí la primera patada, golpes en todos lados Ya la verdad uno en ese momento cree que ya se murió, no pensaba sino llegar a mi casa a ver a mi hija (llora).

Y aparecieron lo que ella llamó los ángeles.

“Salió una persona, no sé quién era esa persona. Me cubrió y gritaba ‘por favor no le peguen que es una mujer, no le peguen’ y me sacaron de la multitud a pesar de que seguían tirando piedras. Ellos seguían recibiendo piedras por mí no sé quiénes son y ellos me llevaron a una patrulla motorizada que adiós gracias pasaron por ahí”.

Hoy les envió un mensaje a sus agresores.

Publicidad

“Nosotros no somos los malos, nosotros somos amigos del pueblo. Es lo que quiero que entiendan, estamos para ayudarles a todos no la cojan contra nosotros”.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias