Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

¿Por qué, si hay 133 camas UCI disponibles en Bogotá, 460 pacientes esperan ubicación?

La pregunta la hacen familiares de enfermos y algunos que, incluso, han visto cómo sus seres queridos fallecen esperando traslado.

El drama de no conseguir una UCI en Bogotá no solo afecta al paciente que la necesita y a su familia, sino también a todo un sistema de salud que está saturado y colapsado en otras áreas, incluso a pacientes de patologías distintas al COVID .

Solamente el miércoles 12 de mayo, según el secretario de Salud de Bogotá, se reportaron 466 personas esperando UCI cuando las camas disponibles eran 133.

El propio funcionario reconoció que ante la contingencia se están ventilando pacientes en otras áreas.

“Es bueno recordar que las personas que están pendientes de camas UCI no están desatendidas, están en servicios de urgencias, están en servicios hospitalarios, muchos de ellos incluso ventilados, porque en esta situación de pico tenemos la posibilidad y la necesidad de ventilar personas en urgencias, salas de cirugía e incluso en servicios de hospitalización”, explicó Alejandro Gómez, secretario de Salud de Bogotá.

De hecho, en algunas instituciones de salud se reportan ocupaciones en servicios de urgencias y hospitalización mayores al 120 y 150%.

“Se requiere la liberación de camas hospitalarias y puntos de oxígeno; por eso es fundamental que se deriven los pacientes de baja complejidad que están en tercero y cuarto nivel hacia el primero y segundo nivel o hacia camas extrahospitalarias que nos permiten liberar estos puntos y tener mayor capacidad de respuesta”, señaló Herman Bayona, director del Colegio Médico de Bogotá.

Publicidad

En todo caso, fue el propio ministro de Salud el que encendió las alarmas y aseguró que la situación de Bogotá es más grave de lo que parece.

Para expertos, aunque las cifras de ocupación son públicas, no siempre están actualizadas y en ocasiones depende del recurso físico y humano.

“Hay algunas camas que sabemos están reportadas como disponibles pero no hay personal de salud suficiente para hacer la prestación del servicio, eso implica que realmente no están completamente disponibles”, explicó Lady Cantor, de Salud Pública de la Universidad Manuela Beltrán.

Además, según el secretario de Salud, el no designar algunas camas UCI que aparecen disponibles obedece a decisiones o medidas que se adoptan en el marco de una contingencia para prestarles las UCI a pacientes que están necesitando ventilación mecánica mientras se abre un espacio en una UCI o incluso mientras e traslada.

Lo que llama profundamente la atención es que hay familias que aseguran que llevan más de 36 horas esperando el servicio en una UCI o en el peor de los casos que sus familiares han fallecido, mientras el Distrito insiste en negarlo.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias