Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

“Quedémonos en casa, no quiero que vivan lo que me está pasando”: taxista con COVID-19 en Bogotá

Estuvo en la UCI y contagió a su esposa. Ahora cuenta cómo cree que se infectó y habla “del mal que están haciendo” quienes violan la cuarentena. 

El conductor, quien pidió proteger su entidad, sospecha que se contagió de coronavirus   el 18 de marzo pasado, cuando recogió a una mujer en el aeropuerto El Dorado de Bogotá.

“No se veía que tuviera tos o gripa, no puedo decir que fuera ella”, cuenta y reconoce que no hubo contacto físico ni de dinero, pero que ella le contó que había estado dos meses fuera del país.

El hombre, que lleva trabajando 22 años como taxista, señala que luego de dejar a la mujer prestó sus servicios dos horas más y, al día siguiente, otras seis horas.

“Al llegar a mi casa fue cuando empecé a sentir el primer malestar en el cuerpo: dolor muscular, como sin alientos. Luego me empezó el dolor de cabeza, la fiebre era constante”, relata.

Al ver que su salud empeoraba recurrió al servicio hospitalario.

Publicidad

“En la clínica, por los primeros síntomas, de una vez me dejaron en observación. Después de dos horas, me tomaron la prueba del coronavirus y me dejaron hospitalizado un par de días. Cinco días después, la Secretaría de Salud me llamó para confirmarme que era portador”, afirma.

Aunque se sintió mejor y lo enviaron a pasar la cuarentena en su casa, volvió a tener problemas de salud.

“Estuve cuatro días en la UCI y hace dos días salí. Me siento mucho mejor en estos momentos”, dice. Revela, además, que tuvo inflamación en un pulmón y actualmente está usando oxígeno.

El taxista resalta que todo el personal de salud ha sido “excelente”; destaca que han seguido los protocolos correctamente.

Al resultar contagiado, su esposa e hijo fueron sometidos a la prueba del COVID-19. Allí tuvo una agridulce noticia: su pequeño de 10 años no estaba enfermo, pero su pareja sí.

Ella fue dada de alta el fin de semana pasado.

Publicidad

Sobre los contactos con otras personas, asegura: “A amigos, conocidos, les he hecho seguimiento sobre cómo se sienten y diciéndoles que si tienen síntomas parecidos a los míos que consulten de una vez. Todos están muy bien”.

Ahora que atraviesa por esta situación envía un mensaje claro: “En casa tienen un tesoro que es la familia y ese no se cambia por nada, quédense en casa. Uno ve las noticias y ve tanta gente caminando en la calle sin saber por qué, supieran el mal tan grande que le están haciendo a muchas personas, a todos estos auxiliares de enfermería, doctores, que son nuestros héroes de la patria, están dando la vida por nosotros y a veces los discriminamos sin saber en qué momento vamos a necesitar de ellos”.

Y agrega: “Por favor, quedémonos en casa, con una sola persona que salga es suficiente. Cuidemos ese tesoro tan grande que es compartir con la familia. No quiero que lo que estoy pasando lo vivan muchos. Estamos mejor en casa y sería mucho mejor que se alargara la cuarentena para beneficio de todos”.

 

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias