Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

“Se hubiera podido tratar de un nuevo Bogotazo”: las explicaciones de los altos mandos de la Policía

Salieron en defensa de la institución y explicaron por qué había agentes armados en medio de las protestas por el asesinato de Javier Ordóñez, en Bogotá.

Esta catarsis de los altos mandos de la Policía se dio en medio de una sesión privada de la comisión segunda del Senado, donde los altos oficiales empezaron explicando por qué sus hombres estaban armados en medio de las protestas.

“Ellos no estaban de servicio para acompañar una manifestación pacífica, ellos estaban en su servicio dentro del cuadrante, por eso los policías estaban armados, tenían pistolas, una pistola que les entregó el Estado. Ellos fueron sorprendidos de manera abrupta por una forma de violencia y una alineación sistemática”, aseguró el general Gustavo Moreno, director (e) de la Policía Nacional.

Además, revelaron que, por algunos minutos, llegaron a pensar en un nuevo Bogotazo.

“Aquí se rompieron todos los contextos, como nunca en la historia de la Policía Nacional. Algunos referenciaban estos hechos, lo más próximo, a la toma del Palacio; los que estudiamos un poco más y hemos tenido la oportunidad de conocer más a fondo la historia de la violencia en Colombia tuvimos hasta la percepción de que se pudiera tratar de un nuevo bogotazo”, agregó el general Moreno.

Asímismo, los mandos de la institución dejaron una constancia en la que señalaron que las actuaciones de la Policía siempre estuvieron bajo la vigilancia del puesto de mando unificado donde estuvo la alcaldesa Claudia López y miembros de su gabinete.

“Estuvo siempre la autoridad de Policía con la autoridad de la Policía en el marco de lo que dice la ley. Reitero: estuvimos hablando y pues quien tiene que tomar las decisiones estábamos ahí para eso y qué bueno que la señora alcaldesa estaba con nosotros, que el señor secretario de Gobierno estaba con nosotros y ellos estaban viendo todo desde el C4", señaló el general Jorge Luis Vargas, director de seguridad y convivencia de la Policía.

Publicidad

Por su parte, el general Pablo Antonio Criollo, secretario general de la Policía, dijo que se cumplieron con los protocolos a pesar de la magnitud de los hechos.

Según él, intentaron el diálogo con los manifestantes, la intervención de la fuerza disponible y la disuasión con armas no letales por parte del Esmad, pero puso sobre la mesa del Congreso las razones por las que algunos agentes habrían usado la fuerza.

"Nos debemos preguntar honorables senadores: ¿será que cuando pretendían quemar a estas mujeres y hombres policías y -como decía el senador Macías- cuando vemos que están agrediendo a una mujer policía y la tienen en el suelo totalmente indefensa, será que no hay el principio de necesidad que está consagrado en estos protocolos?", cuestionó el general Criollo.

Aparte de sus explicaciones, entregaron resultados de la investigación sobre la actuación de sus hombres. Informaron que han identificado 56 policías que dispararon y que ya entregaron 27 armas a la Fiscalía para que se hagan las pruebas pertinentes y así establecer la responsabilidad de los agentes en las muertes ocurridas ese día.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias