Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Sin abrazos y entre lágrimas: emotivo reencuentro de hija y madre que sobrevivió al COVID-19

“Esto no es un juego”, dijo la mujer de 54 años que después de luchar 2 meses por su vida volvió a ver a sus hijos y nietos. Salió del hospital en medio de aplausos.

reencuentro madre con covid y su hija

Luz Dary Triana llegó al Hospital Santa Clara en abril, remitida de otra institución en Bogotá. Tras “un posoperatorio de una colecistectomía abierta, presentó un deterioro respiratorio. Tuvo que estar intervenida aquí en la unidad de cuidados intensivos para soporte ventilatorio por vía aérea avanzada”, detalló el médico Alexander Navarro.

“Llegamos a pensar que se nos iba a ir”, confesó su hija Leidy Marquín, que se arrodilló frente a ella cuando la volvió a ver, sabiendo que no podía tocarla por los protocolos de bioseguridad.

Publicidad

Con sus brazos ligeramente extendidos, esperando el abrazo que luego entendió que no podía recibir, Luz Dary dio “gracias a Dios porque salí de esto, esto no es un juego, no es una burla y doy gracias a los médicos que me salvaron, me salvaron la vida, doy gracias a Dios que me sacó de esto, gracias, padre lindo, gracias a todos”.

“Vamos mami, la familia la está esperando en la casa”, dijo su hija recobrando el aliento y feliz de saber que su mamá volvería a estar con ellos.

El recorrido estuvo acompañado de lágrimas y palabras de agradecimiento que la sobreviviente al coronavirus daba a sus héroes de bata blanca.

“Mi Diosito fue el que me dio una segunda oportunidad y los médicos, sus manos poderosas, fueron las que me salvaron”, decía en su salida.

Publicidad

“La razón de nuestra profesión se reduce a este momento”, reconoció el doctor Navarro.

“Cuando llamé a la familiar a decirle que tenía salida y ella mostró su alegría y se puso a llorar… eso lo llena a uno mucho de alegría, uno hace esto por el bien de la comunidad y porque esto es lo que le gusta a uno hacer”, agregó.

Publicidad

Una vez en casa, sus hijos quisieron complacerla con una petición especial que les hizo para saciar los antojos, dos empanadas de carne.

Y antes de subir a la ambulancia que la llevaría nuevamente a su hogar, Luz Dary reiteró su mensaje a los ciudadanos para que tomen conciencia del riesgo del coronavirus: “yo por un poquito casi me muero, entiendan por favor que esto es muy delicado, esto no es un juego ni nada”.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.