Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Tía de Sara Sofía dice que el ICBF no prestó atención cuando ella denunció desaparición de la niña

Le respondieron, recalca, que nada podían hacer porque la pequeña estaba con la mamá. Colombia se sigue preguntando por qué empezó tan tarde la búsqueda.

En cuanto Xiomara Galván -tía de Sara Sofía Galván - supo que la niña no había sido llevada al jardín, alzó su voz en busca de ayuda. Empezó por alertar al centro educativo, luego al ICBF , pero solo cuando llevó el caso a la Fiscalía le prestaron atención, aunque no de inmediato, explica.

Tres días después de enterarse de que la niña de dos años no había sido llevada al jardín, Xiomara se acercó a exponer el caso, teniendo en cuenta que había un seguimiento a Carolina, la mamá de la menor:

El miércoles siguiente que mi hermana no trajo la niña yo llamé de una vez a la profesora, en ese entonces estaba la profesora Ingrid. La llamé y le dije ‘profe, pasa esto y esto con Carolina, estoy muy preocupada, ¿qué hago?’. Ella se preocupó también, ella sabía lo que estaba pasando con la niña, entonces me dijo que la llamaba, porque al principio pensábamos que ella no nos quería devolver la niña, que se quería quedar la niña”

Al no tener respuesta vía celular, “la profesora dijo: ‘yo voy a hablar con el psicólogo, voy a hablar con la directora para ver qué medidas tomamos’”. Este llamado de alerta se hizo el 20 de enero, unos cinco días después de que no se supiera del paradero de Sara Sofía y su mamá.

(Vea aquí: ¿Dónde está Sara Sofía? Su mamá dijo que había muerto, pero la tía teme otra cosa )

Cansada de esperar respuesta, el 9 de febrero, Xiomara decide ir a las instalaciones del ICBF en Kennedy para que algún funcionario la atendiera. Allí le dijeron que la situación era “complicada, que ellos no podían hacer nada, que si quería me comunicara a la línea 141 porque ellos no buscaban menores de edad”

Publicidad

Cuando llamó se llevó otra sorpresa: la respuesta fue que a través de esa llamada tampoco le podían colaborar, pues la niña estaba con la mamá y que sin una dirección de residencia para buscarla, menos.

A los 10 días de esta comunicación, es decir, el 19 de febrero, por fin Xiomara se encontró con Carolina, aunque sus palabras no fueron nada alentadoras. Allí le confesó que la niña había muerto y que la había lanzado a un caño.

(En contexto: Nilson Díaz admite que Sara Sofía Galván está muerta y la lanzaron a un caño )

Con este crudo testimonio se dirigió a la Fiscalía para denunciar el presunto filicidio, no obstante, las medidas se empezaron a ejecutar a mitad de marzo.

Por ejemplo, la captura de la madre y el padrastro de Sara Sofía se hizo efectiva el 18 de marzo; la alerta de Migración Colombia empezó a regir desde el 19 de marzo y la circular amarilla de la Interpol se socializó el 24 de marzo.

Publicidad

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias