Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

¡De no creer! Este tumulto frente a una funeraria en pleno pico de la pandemia asusta

Ocurrió en la localidad de Kennedy, que está en la mira por contagios de COVID-19. Excusas como el tapabocas “me asfixia” son las más usadas en las calles.

Además de las localidades de Usaquén, Suba y Engativá, que están en cuarentena por alto numero de contagios de COVID-19 , autoridades hacen seguimiento especial a lo que ocurre en Kennedy y Chapinero. El mal comportamiento de los ciudadanos podría derivar en estrictas medidas.

Noticias Caracol recorrió la localidad octava, una de las más grandes de Bogotá , y evidenció la indisciplina de varios habitantes.

En las afueras de una funeraria ubicada en la avenida Primero de Mayo, el distanciamiento recomendado de dos metros no se respeta, el uso del tapabocas no es el adecuado y hasta un ciudadano ingiere licor en vía pública. Todo quedó registrado en video.

El mal uso del tapabocas también se observa en varios puntos. Muchas de las personas sorprendidas tratan de acomodárselo cuando se dan cuenta que son grabados, aunque hay algunos a quienes no les importa y cada uno tiene una explicación para no acatar la medida.

“Me lo acabé de quitar. Voy para allí, tengo calor y esto me asfixia. No estoy teniendo contacto con nadie”, afirmó, entre risas, una de las transeúntes cuestionada.

Otra, pese a que confesó que ya había tenido COVID-19, aún usaba mal la única vacuna que hay por el momento en Colombia: la mascarilla.

Publicidad

El jefe de la unidad de cuidados intensivos de la clínica Medical, ubicada en la misma zona, reiteró el llamado al autocuidado para evitar terminar en una UCI con un tubo en la garganta.

Se inserta en la boca y llega al sistema respiratorio, se conecta a un ventilador y este suple la necesidad de oxígeno. Va a darnos el oxígeno que necesitamos para mantenernos con vida. Hay escasez de los dispositivos y de los medicamentos que usamos”, explicó el doctor Polo Rodríguez.

Según la alcaldesa local, Carolina Hernández, hay hasta el momento más de 2500 casos activos y 1450 personas fallecidas.

"Eso nos tiene que mover a cuidarnos. La muerte no es una cosa normal, que se mueran más de 50 personas por COVID en la semana en nuestra localidad no se puede normalizar, así que por favor cuidémonos todos”, pidió.

Como lo han reiterado durante meses, el llamado de médicos y autoridades es para evitar aglomeraciones y mantener, sin excusas, las medidas de autocuidado.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias

Vea también:

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO