Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Vacunadores en Bogotá, blanco de agresiones y hasta cachetadas: “Literalmente nos han escupido”

La larga espera en las filas ha desatado graves reacciones de algunos ciudadanos contra el personal de la salud. “La gente está muy agresiva”, dicen los afectados.

Vacunadores en Bogotá denuncian graves agresiones y hasta cachetadas por espera en las filas

Las demoras en las filas para la vacunación contra el COVID-19 en Bogotá han propiciado decenas de agresiones de los ciudadanos a los vacunadores. Muchos han sido víctimas hasta de cachetadas.

También soportan a diario gritos, reclamos y empujones en medio de la espera de más de cuatro horas en algunos puntos de vacunación.

Publicidad

Literalmente nos han escupido, nos han tirado cosas, verbalmente nos han tratado mal, es lo que vivimos día a día”, manifestó uno de los afectados.

Y cuando los vacunadores tratan de calmar a los ciudadanos, ellos responden peor. Ya evitan acercarse a las personas por temor a ser atacados físicamente.

Publicidad

"Me estaba diciendo que yo era un simple empleado, que yo no tenía ni derecho a hablar, le di la espalda y agresivamente cogió y me dio una palmada en el brazo, me empujó”, señaló un vacunador agredido.

Él y sus compañeros han sido víctimas de infames agresiones.

Publicidad

A un compañero mío, de hecho, una señora le metió una cachetada porque se había abierto la etapa de los niños, pero había mucho personal y no contábamos con los suficientes biológicos”, relató.

Debido a la obligatoriedad del carné de vacunación para entrar a algunos lugares, muchas personas que debían haberse vacunado hace varios meses lo están haciendo hasta ahora.

Publicidad

"En su etapa no se quisieron vacunar y ahorita, a último minuto, vienen y piden los esquemas, ahí sí están acudiendo a los puntos de vacunación y eso lo que hace es atrasar la operación”, señaló.

Las peores agresiones suelen darse hacia la hora del almuerzo, cuando los vacunadores se turnan y los ciudadanos les exigen quedarse.

Publicidad

“La gente, muy agresiva por la espera y la demora, pero ellos no tienen en cuenta que nosotros tenemos que comer, tenemos horas extendidas largas, tenemos que descansar”, agregó.

El llamado de la Secretaría de Salud a los ciudadanos es a que tengan más paciencia y mejor trato hacia los vacunadores.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.