cali
10:16 pm - 5 de Diciembre de 2018

Así sorprendió CTI a servidores públicos y otros supuestos miembros de red de tráfico de migrantes

yPkDX0vr9K4

Estas personas, entre ellas registradores, también habrían adulterado documentos de menores “con el fin de sacarlos del país para adopciones totalmente ilegales”.

Después de una investigación desarrollada durante un año, la Fiscalía y Migración Colombia desarticularon una organización denominada Piel Roja y supuestamente dedicada al tráfico de migrantes.

Dicha investigación tuvo su origen en hallazgos hechos por Migración Colombia durante 2015 en las registradurías de los municipios de Dagua, El Cerrito, Pradera y Palmira en Valle del Cauca.

“Al menos mil registros civiles de nacimiento (realizados) de forma fraudulenta fueron incautados. Con eso, podemos encontrar la magnitud de este delito”, aseguró Lina María Toro, subdirectora nacional de Verificación Migratoria.

Servidores del CTI junto con miembros de Policía Judicial ejecutaron varias diligencias de allanamiento que permitieron la captura de 16 personas, ocho de ellas son funcionarios de la Registraduría del Valle del Cauca, dos de notarías y seis particulares, entre ellos tramitadores.

Vea también: Cae banda de tráfico de migrantes en Valle del Cauca

Varios integrantes de un cabildo indígena ubicado en Cali también fueron capturados porque, según los investigadores, certificaban a ciudadanos ecuatorianos como si hubieran nacido en Colombia.

“Se evidenció un número importante de personas procedentes de Cuba República Dominicana, pero sobre todo de Ecuador, que habían obtenido presuntamente de manera irregular la ciudadanía colombiana”, dijo Carlos Mauricio Escobar, director Seccional de Fiscalías de Cali.

El funcionario anotó que dicha ciudadanía habría sido obtenido “mediante documentos espurios”, sobre la base de “unos registros de nacimiento certificaciones falsas expedidas por un Cabildo indígena de Cali”.

Según la Fiscalía, estos documentos estaban inscritos y eran expedidos por la Notaría Cuarta de Palmira, aunque se hicieron registros en varias notarías de Cali.

Pero el accionar de esta red iba mucho más allá, también adulteraban documentos de menores de edad, según Escobar, “con el fin de sacarlos del país para adopciones totalmente ilegales”.

La Fiscalía investiga también si estas personas habrían podido votar en los procesos electorales realizados en Colombia.

Ver Comentarios

d