cali
3:48 pm - 1 de Septiembre de 2016

Por falsos positivos, condenan a 20 años de cárcel a militar de Cartago, Valle

Artículo
Por: 
Noticiascaracol.com
Foto: archivo Colprensa

A 20 años de prisión fue condenado el cabo del Ejército Hildebrano Antonio Andica Gañan por un caso de falsos positivos en Cartago, norte del Valle del Cauca. La sentencia fue establecida por el Juzgado Segundo Penal del Circuito, tras los análisis del material probatorio presentado por la Fiscalía y la aceptación de cargos por parte del militar, como coautor del delito de homicidio en persona protegida.

A Andica Gañan se le relaciona con la muerte de los jornaleros Deibi David Orozco Útima, de 24 años, y Hebert Antony Palacio, de 15, durante hechos registrados el 14 de mayo de 2005 en zona rural este municipio.

Las autoridades señalaron que, en esa fecha, soldados del Batallón de Infantería No. 23 Vencedores realizaron un operativo de rastreo de guerrilleros de las FARC en la vereda Monín. Comandados por el teniente Julián García Peña, los uniformados pertenecientes al pelotón Bastión No. 4, rodearon la finca El Bosque donde las dos víctimas ejercían sus labores.

Según indagaciones adelantadas por la Fiscalía, los soldados reportaron a sus superiores el combate con subversivos que portaban armas de fuego de largo alcance y la captura de dos de ellos.

Durante audiencias, el cabo Andica, así como los otros soldados comprometidos en el caso, aseguraron que, al informar a sus superiores sobre lo ocurrido, recibieron como respuesta que "el Ejército no requería capturas, sino de bajas".

Por su parte, testigos del hecho sostuvieron que los dos jóvenes jornaleros fueron sacados a la fuerza de la finca donde trabajaban, llevados por la carretera donde los soldados simularon un combate y, horas después, aparecieron muertos.

Por el asesinato de los supuestos guerrilleros, los militares recibieron felicitaciones y condecoraciones meritorias de Orden Público. Los cuerpos presentaban impactos de bala en el cuello y la espalda y, en sus manos, portaban armas de fuego.

Sin embargo, resultados de análisis forenses establecieron que las armas fueron disparadas con anterioridad a dicho combate y colocadas en las manos de las víctimas.

La sentencia también determinó que el cabo condenado deberá pagar una multa de 400 salarios mínimos legales vigentes a cada uno de los padres de dos los labriegos asesinados y 266 salarios mínimos a los familiares directos de los mismos, es decir hermanos, esposa e hijos.

Andica Gañan, quien no podrá portar armas de fuego durante 5 años, fue inhabilitado por 15 años para ejercer cargos públicos.

Ver Comentarios

d