cali
8:25 am - 12 de Junio de 2015

Desalojados del jarillón del río Cauca se tomaron la iglesia La Ermita en Cali

Artículo
Por: 
Noticiascaracol.com

Ante la inconformidad por el desalojo de familias del jarillón del río Cauca, un grupo de cerca de 20 personas que habitan los sectores de Las Vegas y Venecia se tomó en la tarde de este jueves la iglesia La Ermita, ubicada en el centro de Cali.

Jackeline Ariza, una de las personas afectadas, aseguró que esta toma fue producto del desespero por parte de las familias que están siendo desalojadas y que aún no tiene un lugar donde vivir. “No hay solución, las autoridades están acabando con todo en el jarillón. Los negocios, están golpeando hasta los niños y dejando ancianos en la calle”, afirmó.

Incluso, los manifestantes denuncian que una mujer embarazada fue golpeada por un miembro del Esmad durante un procedimiento de desalojo y está a punto de perder a su bebé. 

En ese sentido, una comisión de la Arquidiócesis de Cali se desplazó a La Ermita con el fin de buscar una salida al problema que aqueja a los protagonistas de la protesta, quienes están exigiendo una mesa de concertación con la Alcaldía para solucionar sus necesidades.

“Ellos están haciendo unas peticiones a la Alcaldía para que les solucionen el problema de vivienda y también su situación laboral”, expresó Sebastián Zuluaga, padre rector de La Ermita, al enfatizar que no permitirá que estas personas sean desalojadas por la fuerza.

En la noche del pasado miércoles, cerca de 100 personas se tomaron 29 apartamentos del proyecto habitacional Río Cauca, donde fueron reubicadas 250 familias del jarillón del río Cauca.

Esta semana, la Alcaldía de Cali volvió al jarillón para continuar con el proceso de demolición y reubicación de quienes habitan la zona, la cual requiere de un reforzamiento para evitar que el dique se rompa y afecte a más de 900 mil caleños.

El secretario de Vivienda de Cali, Juan Carlos Rueda, afirmó que un total de 8500 familias deben ser reubicadas para el año 2018, de las cuales 1484 ya han finalizado ese proceso. Sin embargo, el funcionario explicó que entre el 10 y 15 por ciento de las 7000 restantes no podrá acceder al beneficio de la reubicación porque las personas que conforman este porcentaje “ya tienen vivienda en otra parte y se van a vivir al jarillón”.

Ver Comentarios

d