deportes
3:51 pm - 6 de Marzo de 2017

El caleño que, con saltos y acrobacias en su bicicleta, pone en alto el nombre de Colombia en Europa

Artículo

Se trata de Óscar Medina Ramírez, quien a sus 13 años decidió dedicarse a "andar" y convirtió su bicicleta en compañera de camino.

Hace seis años, este vallecaucano empezó a competir profesionalmente en dirt jump, una modalidad del freestyle, y ya ha dejado en alto a Colombia en numerosos torneos en Europa, donde actualmente es el único latinoamericano que participa de la Liga FMB World Tour.

"Inicié haciendo un poco de cross country y subiendo montaña en bicicleta. Después de un par de años, hice downhill. En 2004 fui a estudiar a Argentina y a conocer nuevas montañas, empecé a hacer calle y a ver otras opciones que hay con la bicicleta, ahí conocí el dirt jump. Comencé a ir a competencias, poco a poco fui creciendo, empezaron a llegar patrocinadores y a hacer cada vez más shows. Era mi forma de mantenerme ligado a las dos ruedas", comenta Medina.

Óscar nació en Cali hace 32 años, comenzó sus estudios de ingeniería de sistemas en la Universidad San Buenaventura de la capital del Valle del Cauca y finalizó en la Universidad de Palermo en Buenos Aires.

Alterna su carrera con el deporte y actualmente reside en Barcelona, España, donde trabaja como analista funcional en la empresa de ropa Desigual. "Hay que compensar la rutina y la monotonía con la intensidad y las emociones de la bici", señala.

Desde hace 5 años, el caleño hace parte de la FMB World Tour, que consta de 20 a 25 fechas al año por diferentes partes del mundo. En su vitrina, reposa un triunfo en competencia en República Checa y un segundo lugar en el certamen Fise Montpellier en Francia. También ha llegado a muchas finales.

"Lo más lindo de esto es viajar, conocer gente y culturas, estilos, pintas, y compartir con personas que tienen la misma pasión y los mismos gustos que yo", apunta Óscar, al señalar que en Latinoamérica hace falta apoyo y espacios para este tipo de disciplinas.

Dice que para formarse en esta disciplina tuvo que hacer varios sacrificios, "andar" mucho, tocar puertas y tener objetivos claros.

Sin embargo, para él, todo esto valió la pena. "En Argentina tuve que molestar a mucha gente y tener la pala muchas horas en las manos para poder construir los saltos y tener experiencia con la cual poder hacer algo en Europa".

Instagram post by Oscar Medina R

Foto: cortesía para Noticias Caracol / Sandro Szukat
Ver Comentarios

d