cali
3:13 pm - 14 de Febrero de 2017

Les prometían una vida digna en Asia para luego convertirlas en esclavas sexuales

Artículo
Por: 
Noticiascaracol.com
Foto: archivo Colprensa

La Fiscalía dio a conocer este martes que logró 12 sentencias condenatorias contra 11 responsables por el delito de trata de personas en el Valle del Cauca, como resultado de varios juicios realizados durante el 2016 en Cali. Las víctimas son 17 mujeres que, en su mayoría, fueron engañadas para luego ser esclavizadas sexualmente en países asiáticos. 

Dos de las personas sentenciadas son mujeres oriundas de El Cerrito. Se trata de Eunice Hernández Cruz y Luz Míryam Cruz, quienes fueron las responsables como cómplices y coautoras de trata de personas en el caso de una joven que el 22 de junio de 2010 fue llevada a Yakarta, Indonesia, donde fue obligada a sostener múltiples encuentros sexuales.

La víctima salió a dicho país asiático en busca de mejores oportunidades. Sin embargo, con ofertas laborales engañosas por parte de Hernández y Cruz, fue ingresada a una red internacional donde fue explotada sexualmente hasta el 17 de septiembre del mismo año, cuando logró fugarse.

Nunca recibió dinero, fue encerrada y los hombres que la recibieron le quitaron el pasaporte y demás documentos, pues debía mantener relaciones sexuales con más de 400 hombres para pagar los gastos de su traslado.

Por estos hechos, el Juzgado Segundo del Circuito Especializado de Buga condenó a Hernández y Cruz a 13 y 6 años y medio prisión, respectivamente, sin ningún tipo de beneficio, por el delito contra la joven.

Otras de las condenadas es Rosa Arbeláez, a quien el Juzgado 3 Penal del Circuito Especializado de Buga sentenció a 42 meses de prisión, sin ningún tipo de beneficio, por los delitos de trata de personas y concierto para delinquir por el caso de otra joven (nombre cambiado por seguridad).

Esta víctima fue reclutada en la Ciudad Señora por Arbeláez cuando tenía tan solo 18 años y, aunque sabía que ejercería la prostitución en China, no se imaginaba a qué costo. Viajó el 8 de febrero de 2007 y fue obligada durante tres meses a tener relaciones con 320 hombres de 11:00 a. m. a 2:00 a. m., 15 horas ininterrumpidas siendo prostituta en condición de esclava.

Esta joven fue deportada a Colombia, luego que las autoridades la sorprendieran sin documentos de identificación y permiso de trabajo.

¿Cómo funciona la red?

Las víctimas, generalmente, son mujeres con edades entre los 16 y 25 años. Según las autoridades, estas personas adquieren una deuda de unos $10 millones por sus traslados, pero esto es aumentado a 40 y 50 millones de pesos.

Según las Fiscalía, los jefes de esta red serían oriundos del centro del Valle del Cauca, pero no solo consiguen mujeres en dicho departamento, sino en Risaralda, Caldas y Armenia.

Sus documentos falsos son tramitados en Armenia y Manizales, mientras la mayoría de las jóvenes viaja por el aeropuerto de Pereira.

Los reclutadores engañan a sus víctimas con llamativas ofertas económicas en dólares, para trabajar en hoteles de cinco estrellas y lujosos, como damas de compañía de personas adultas, estudiar inglés, bailar salsa en grandes discotecas. Cada captador recibe en promedio $2 millones por cada mujer reclutada.

Les dan todo para llevárselas, visa, ropa, pasajes, cambio de look, maletas nuevas, y el dinero invertido lo pagarían en 15 días. Posteriormente, podrían seguir trabajando por su cuenta por sumas de dinero superiores. Muchas de las víctimas saben que ejercerán la prostitución, pero otras no lo saben. Por sus características físicas, las mujeres deben ser jóvenes, con piel clara y rubias”, dice la investigación de la Fiscalía.

Sin embargo, la gran oferta resulta un infierno cuando las mujeres llegan a su destino, que, por lo general, son países asiáticos como China, Filipinas, Indonesia y Singapur.

Cuando llegan a estos países son entregadas a ‘manillas’ o vigilantes, quienes les quitan los documentos, tiquetes de regreso y las encierran. Aquellas que se niegan a ejercer la prostitución son amenazadas con atentar contra sus familiares o enviarlas a la mafia japonesa Yakusa.

Las explotan sexualmente con los clientes que ellos les consigan, les quitan el dinero, son sometidas a trabajar enfermas, son vigiladas y controladas, sin seguridad social, y para pagar la deuda de su traslado deben tener relaciones sexuales con 450 ó 500 hombres”, explica la Fiscalía.

Los condenados

En las investigaciones por los hechos en los que resultaron víctimas Lorena y Juliana, así como las de otras 15 mujeres, en el Valle del Cauca, once personas fueron halladas responsables por los delitos de trata de personas, lavado de activos, concierto para delinquir agravado y tortura, entre otros.

Los condenados son Lucía León de Muñoz, Exmisilvana Calle Collazos, Gloria Fernanda Ceballos Gálvez, José Jesús Aguirre, Luz Míryam Cruz, Eunice Hernández Cruz, Ana Rosa Arbeláez Muñoz, Luz Stella Beltrán Arcila, Jhon Anderson García Caicedo, Maderi Orrego y Gloria Mercedes Hoyos Llanos.

Las sentencias emitidas por un juez se encuentran entre los 3 y los 13 años de prisión, sin ningún tipo de beneficio, por lo que deberán permanecer detenidos en establecimiento carcelario.

Actualmente, la Fiscalía 15 Especializada de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario en Cali adelanta 300 investigaciones por el delito de trata de personas en el Valle del Cauca. El fenómeno se venía presentando en mayor dimensión en ciudades grandes como Bogotá y Medellín. Sin embargo, este departamento está registrando el 50 % de la problemática a nivel nacional.

Ver Comentarios

d