cali
3:23 pm - 27 de Julio de 2017

A esta residente de EE.UU. le reconstruyeron el seno en Cali y una bacteria puso en peligro su vida

Viajó de Florida a Colombia para operarse tras superar un cáncer de mama. Otra mujer que también llegó desde Estados Unidos vivió un caso similar en Bogotá.

Ella pensaba que, con ser sobreviviente del cáncer de mama, ya lo peor había pasado. Decidió buscar en Colombia a un especialista que le reconstruyera el seno que había perdido.

Eligió a un cirujano en Cali, quien le realizó el procedimiento. Una semana después, presentó molestias para respirar, pero asegura que su cirujano no le dio trascendencia. Aun así, tuvo que volver de urgencia a la clínica en la capital del Valle del Cauca junto con su madre.

“Ella habló con alguien y le dijeron que me pusiera tramadol por las venas y ya. Una hora estuve ahí y me mandaron para la casa”, dijo Hellen, la mujer afectada.

Posteriormente, le entregaron la autorización para viajar de nuevo a Estados Unidos y retomar su trabajo en una oficina de abogados. Sin embargo, el dolor no la dejó continuar y, por las constantes ausencias, perdió su empleo.

“El último día que trabajé ya los dos senos eran un seno, de lo inflamado y lo rojo que estaba. Entonces, llamamos al médico allá (en Cali), se le mandó una foto y dijo que sí estaba un poquito rosado, pero que eso no era nada y que él no podía hacer nada porque yo ya estaba acá”, afirmó.

Un mes después de la cirugía, tuvo que ser ingresada de urgencia a un hospital de Florida, donde se confirmó la presencia de una peligrosa bacteria. “El seno izquierdo se me reventó de la infección”, aseguró la mujer.

Nirmal R. Nathan, cirujano que atendió a Hellen en Estados Unidos, dijo que “este tipo particular de bacteria no solo es muy rara, sino que además causa grandes heridas en los senos y una profunda infección y crea una situación que puede ser peligrosa para la vida”.

Este médico fue el único que aceptó tratarla. Cinco intervenciones quirúrgicas fueron necesarias para combatir la infección.

Luis Fernando Mejía, el cirujano que la operó en Cali, aseguró que la bacteria la pudo haber contraído en cualquier lugar fuera de Colombia, menos en el quirófano.

“Se le hizo una resonancia nuclear magnética para descartarle la primera causa de complicación postoperatoria grave en el mundo, que es el tromboembolismo pulmonar. Y queda con diagnóstico de espasmos musculares”, señaló el médico.

En la clínica Santillana, donde se practicó la cirugía, se sabe que se ha registrado presencia de bacterias, según autoridades de salud de la capital del Valle del Cauca.

“No sabríamos específicamente si ese quirófano, si esa sala de hospitalización, pero sí damos fe de que la bacteria ha estado presente en esta clínica”, indicó Alexánder Durán, secretario de Salud de Cali.

No obstante, algo muy diferente afirmó el cirujano que le hizo la intervención a Hellen.

“Cuando revisamos las normas de la clínica y los estudios de la clínica, encontramos que esa bacteria es una bacteria que no se ha presentado en esas salas de operaciones”, dijo.

Mientras Hellen prepara acciones legales, otra mujer colombiana, víctima del mismo tipo de bacteria y quien se practicó una mamoplastia en una reconocida clínica de Bogotá, también llama la atención de la comunidad médica del sur de Florida.

“Ellas tuvieron una cirugía plástica en Colombia y desarrollaron infecciones con un tipo de bacteria muy, muy raro, y, desafortunadamente, debido a que esos cirujanos no estaban en Estados Unidos, el diagnóstico de la infección se hizo muy tarde”, explicó Nathan.

Hellen, aunque ha evolucionado satisfactoriamente y ya consiguió un nuevo trabajo, tendrá que seguir invirtiendo en costosos medicamentos.

Por casos como estos, que involucran la bacteria conocida como mycobacteria, las autoridades de salud emitieron recientemente, en Nueva York, una alerta en quienes se han practicado cirugías estéticas en República Dominicana. Ahora, los ojos podrían estar puestos en Colombia.

Ver Comentarios

d