cali
7:52 am - 10 de Octubre de 2016

La pesadilla que vivió un caleño al que el huracán Matthew le tumbó su casa

Artículo
Por: 
Noticiascaracol.com

Fabio Andrés Guinand, un caleño de 33 años quien lleva viviendo más de 7 años en Estados Unidos, contó a Noticiascaracol.com la pesadilla que tuvo que vivir por el huracán Matthew durante este fin de semana cuando azotó la ciudad de Savannah, estado de Georgia, en la costa este del país norteamericano.

Guinand dijo que las autoridades les dieron la orden de evacuar y todo estaba programado para recibir en su ciudad el huracán de categoría dos, sin embargo, él prefirió asegurar su negocio y no su vivienda. Se abasteció de agua, pilas, linternas, cargadores, comida, 'snacks' y hasta un kayak por si tenía que salir remando.

Me ocupé de mi negocio primero asegurando todas las ventanas y puertas con madera. Uno se confía, estaba leyendo las noticias y vimos que en Savannah no iba pegar tan fuerte, se esperaba un huracán tirando a dos”, dijo el caleño.

Pero hacia las 7:00 p. m. del viernes 7 de octubre, comenzó a llover.

“Se esperaba que llegara el sábado por la mañana el huracán, pero se adelantó. Llovió seguido pero nunca tuvimos vientos fuertes o señal de inundación. Como a eso de las 12 de la madrugada empezaron los vientos fuertes y a ponerse fea la cosa. La energía se fue pero el agua no”, agregó.

Él y su pareja se refugiaron en su vivienda sin esperar que el huracán generara la pesadilla que les ocasionó.

Escuché un ruido fuerte y luego el techo de la sala se vino encima, yo tengo tres gatos y nos pusimos a buscarlos en medio de los escombros fueron momentos angustiosos, luego los pudimos encontrar. Lo que sucedió fue que un árbol cayó sobre mi casa y por el hoyo que ocasionó comenzó a entrarse todo el agua de la tormenta. Fue una pesadilla, fue algo horrible”, aseveró.

Tuvieron que armar una especie de carpa con un colchón y refugiarse dentro del baño mientras el huracán pasaba por Savannah.

“Fueron horas muy difíciles, a eso de las 7:30 a.m. amaneció y pararon los vientos. Salí a ver como quedó la unidad y me encontré con que otros tres árboles cayeron en otras casas por lo que sufrieron el mismo daño que tengo yo en la mía", afirmó.

Las autoridades dieron toque de queda en esa ciudad de Georgia, nadie podía entrar ni salir hasta el domingo a las 5:00 p.m. que lo levantaron. Ahora, el caleño de 33 años, quien afortunadamente está sano y salvo, solo espera que el seguro pueda levantar nuevamente su hogar que, por poco, queda en ruinas.

Ver Comentarios

d