cali
8:48 am - 11 de Noviembre de 2017

Mujer murió tras recibir disparo en una iglesia, donde una víctima de robo llegó buscando refugio

La persona fallecida tenía 25 años. El hecho se presentó en medio de una celebración religiosa. 

En una iglesia del barrio El Sembrador, de Palmira, Valle del Cauca, se encontraba la joven Yuri Viviana Hurtado, cuando se presentó el hecho, según relató su padre, quien también asistía al servicio.

“De repente, llega un joven asustado, se para en la puerta y se tira hacia adentro. Y, cuando escuchamos la detonación de un disparo, los hermanos se tiran al suelo, ella queda arrodillada y dice: ‘Pastor, me mataron’. Yo voy y la abrazo pensando que se había golpeado o algo y, cuando le miró la espalda, le habían impactado”, dijo Teodoro Hurtado, padre de la joven.

El coronel Mauricio García, comandante del Distrito de Policía de Palmira, explicó que el hecho ocurrió cuando un muchacho que se movilizaba en una bicicleta fue interceptado por dos delincuentes con arma de fuego, quienes le robaron el vehículo.

“En su reacción lógica por el miedo que eso genera, buscó refugio en una casa acondicionada como una iglesia cristiana. Al parecer, esos delincuentes disparan e impactan, no al muchacho, sino a una joven de 25 años, que recibe un impacto en el tórax. La llevan de manera inmediata al hospital y, debido a esa herida, la joven muere”, indicó el oficial.

El pastor Yulder Hernando Gil, quien a esa hora dirigía el culto, rechazó enérgicamente lo ocurrido.

Nos duele mucho esa partida de ella y nos preocupa demasiado tanta delincuencia que hay en esta ciudad y que ya ni los templos los podemos tener abiertos, porque ha se nos meten los delincuentes y no respetan las comunidades cristianas. Esto es muy difícil”, afirmó.

Las autoridades revisan cámaras de seguridad cercanas para identificar a los delincuentes.

“Estamos recogiendo de la mano con las autoridades, Policía Judicial, Dijín, unos testimonios. Hemos hecho unas entrevistas y ya se tiene una información”, aseguró Mayer López Barragán, subsecretario de Seguridad de Palmira.

Yuri Viviana Hurtado tenía 25 años, era empleada de un restaurante familiar y deja huérfana a una niña de siete años. El trágico hecho se presentó hacia las 8:10 de la noche del jueves 9 de noviembre.

Ver Comentarios

d