cali
6:26 am - 27 de Noviembre de 2017

A tatuador lo contactaron en Facebook para un trabajo y acabó siendo víctima de robo en su taller

Foto: archivo Colprensa.
Foto: archivo Colprensa.
Artículo

Autoridades señalaron que el hombre también fue amenazado de muerte. Un presunto asaltante fue capturado y enviado a la cárcel.

De acuerdo con el reporte de la Fiscalía, los hechos ocurrieron en momentos en que el tatuador fue a realizar un trabajo a su taller tras ser contactado a través de Facebook, pero resultó siendo víctima de un atraco.

Al llegar al establecimiento ubicado en el barrio Cristóbal Colón de Cali, el supuesto cliente habría empujado la puerta del lugar y sacado un revólver, mientras otro sujeto ingresaba a la fuerza y trasladaba a la víctima hasta un cuarto.

“Ambos hombres le exigieron la entrega del dinero por los trabajos realizados durante el día. La víctima les aseguró que no tenía. Uno de los sujetos retiró un computador portátil que había en una mesa y el teléfono celular del tatuador”, señaló el ente acusador.

Posteriormente, indicó también el informe, los delincuentes amarraron al tatuador a una de las patas de una cama con el cable de una lámpara, mientras empezaron a requisar los armarios de las demás habitaciones buscando dinero.

“El sujeto que tenía el arma de fuego le apuntó y le dijo que se iban y que no fuera a gritar, hacer bulla, porque si no, lo mataban, según la denuncia instaurada en la URI”, agregó la Fiscalía.

Como pudo, la víctima se zafó y salió de la vivienda en persecución de los presuntos asaltantes, cuando vecinos le informaron que dos sujetos habían sido abordados por la Policía y que a uno ellos le encontraron un arma de fuego escondida entre sus prendas de vestir.

El afectado fue hasta la estación de Policía del barrio El Guabal, oriente de la capital vallecaucana, donde pudo reconocer a los ladrones, a quienes los uniformados les decomisaron un maletín con los elementos que habían hurtado de la casa-taller de tatuajes.

Durante las audiencias de control de garantías, el juez penal municipal legalizó la captura del joven al que le incautaron el arma, identificado como Rónald Esneider Cabezas Meneses.

Esta persona aceptó los cargos por los delitos de hurto calificado y agravado, mientras el juez le dictó medida de aseguramiento consistente en detención preventiva en establecimiento intramural.

Ver Comentarios

d