cali
5:58 am - 6 de Marzo de 2018

Tres atractivas mujeres, el trago amargo en una noche de fiesta que pudo terminar en tragedia

Artículo

Unos jóvenes se habrían dejado tentar por su belleza y cerraron el festejo ingiriendo unas copas que por poco les cuesta la vida. Una de las víctimas denunció el caso.  

Como un estudiante de medicina se identifica uno de los presuntos afectados de lo que sería un nuevo caso de hurto mediante escopolamina.

Los hechos habrían ocurrido el pasado sábado 3 de marzo tras salir de una discoteca ubicada en el barrio Los Cámbulos, en el sur de Cali.

Vea también:

“Conocimos tres mujeres muy atractivas a la salida de la discoteca, nos preguntaron que para dónde era el remate y decidimos irnos para mi apartamento, empezamos a tomar y, de un momento a otro, nos empezamos a sentir muy mareados”, señaló el estudiante.

Según el testimonio entregado por esta presunta víctima, dos de los cuatro amigos que se encontraban con las mujeres se sintieron muy mal y cayeron desmayados, mientras que uno de ellos permanecía charlando con una de ellas.

Alrededor de las 11:00 a. m., mientras se encontraba dormido, recibe un llamado por parte de la persona encargada de las labores domésticas del inmueble, quien desesperadamente le informaba que estas mujeres estaban desocupando el apartamento.

“Cuando salí, estas mujeres iban saliendo en un taxi, tomé mi arma de fogueo e hice un tiro al aire, las alcancé a bajar del vehículo y, en medio del forcejeo, intentaron chuzarme. Yo mismo llamé a la Policía y llegaron a los diez minutos. Se estaban llevando casi 15 millones de pesos entre las pertenencias”, manifiesta.   

En medio de la denuncia que realiza este joven, asegura que notó irregularidades en el procedimiento de los patrulleros que llegaron a atender el caso. Según él, le sugerían que no denunciara porque había agredido a las mujeres y tendría "las de perder".

Le puede interesar:

Añade que fueron trasladadas al CAI más cercano, donde les pedía que devolvieran lo hurtado. Sin embargo, al final, quedaron en libertad, pues, según el joven, los policías le dijeron que no podían detenerlas porque no había flagrancia.

En la tarde del pasado domingo, el estudiante se realizó los respectivos exámenes médicos junto a sus acompañantes y, al parecer, habrían ingerido una alta dosis de escopolamina disuelta en el licor.

“Al momento de preguntar sobre el caso, se evidenció que dos de las implicadas tenían anotaciones por estos mismos hechos anteriormente y una de ellas estaría bajo orden de captura”, puntualiza el afectado.

No deje de ver:

Por el momento, el grupo de jóvenes se encuentra recuperándose de los efectos causados por esta sustancia que puso en riesgo sus vidas, según les aseguró Medicina legal.

Entre los elementos hurtados se encuentran tres relojes, dos cadenas y dos anillos de oro. El caso ya fue denunciado ante la Fiscalía.

Foto: Archivo Noticiascaracol.com 

Ver Comentarios

d