acuerdo final
5:06 am - 1 de Junio de 2017

¿Hay miembros del Ejército ofreciendo planes de desmovilización a guerrilleros en Mesetas?

Por: 
Noticiascaracol.com

Deserción de 16 subversivos con sus armas preocupa a líderes y vecinos de esa zona veredal. Audios de Verdad Abierta preocupan, pero general Mejía lo niega.

En el Meta se vivió bajo el dominio de las FARC, pero durante la última temporada la población volvió a respirar paz. Sin embargo, la aparición delictiva de una disidencia de las FARC, más los asesinatos de tres líderes sociales están volviendo a generar miedo.

Las veredas más afectadas tienen como vecina a la zona veredal de paz en Bellavista, municipio de Mesetas.

El clima de zozobra aumentó cuando se supo de las primeras disidencias guerrilleras salidas de esta zona veredal de paz.

“La disidencia que se fue de esta zona realmente es muy pequeña”, señala alias ‘Cipriano’, comandante de la zona.

Sin embargo, ¿son hombres armados que están entrando a otros grupos, es así?

“Sí, la información es así incluso reclutando personal en las áreas muy cercanas donde está el Ejército y duermen en las casas de los civiles”, añade.

Audios divulgados por el portal Verdad Abierta revelarían una extraña modalidad de miembros de Ejército para sacar guerrilleros de la zona veredal.

"Le  habla Carlos, comandante aquí de la base, aquí de la abril 12. Los beneficios que ofrecemos son los siguientes: aquí inicialmente ustedes llegan y a ustedes se les da comida, se les da hospedaje, mientras se les legaliza la parte jurídica", se escucha en la grabación.

Incluso invitan a traer más desmovilizados.

"(…) Fuera de eso, si usted tiene más gente que pueda traer hacia acá eso le beneficia a usted como tal. Es decir, si usted trae dos, tres o cuatro personas el plan de desmovilizados les paga esas personas que ustedes traigan hacia acá, esas personas se las paga por cada persona que traigan a desmovilizarse", añade la voz.

“Es un hecho que existen esos audios y que de aquí salieron esas armas. Yo creo que lo que está haciendo el Ejército es aplicar lo que llaman el plan de desmovilización y le están ofreciendo a los guerrilleros, como si estuviéramos en la confrontación armada, el programa del Gobierno”, indica alias ‘Cipriano’.

¿Y también les ofrecen dinero?

“Obvio mediante el programa de reinserción”.

¿Cuántos de sus hombres han salido de la zona veredal llamados por esa tentación?

“Déjeme decirle que aproximadamente unos 15 en la época que estamos acá”.

¿Si ustedes no tienen la responsabilidad de quién es la culpa?

“Es complicidad del Estado, de la Fuerza  Pública que custodia la zona; además porque no hay un control en la periferia como tal”.

Se le consultó al comandante del Ejército, general Alberto José Mejía, sobre estas denuncias.

“No es  cierto”, afirmó.

Déjeme preguntarle puntualmente. ¿Conoce usted los audios para sustraerlos de la zona veredal?

No, no los conozco porque ese no es el protocolo, ellos si tienen alguna queja lo tienen que entregar al mecanismo de monitoreo local (…) hasta el momento no he recibido queja y estoy tranquilo.

¿Usted no conoce los audios?

Repito que no (…) de todos modos este es un Ejército muy grande, desplegado a lo ancho del territorio nacional y alguno de mis hombres puede cometer alguna falla y para eso se creó el mecanismo.

Fundación Paz y Reconciliación, que hace un monitoreo permanente de la implementación de los acuerdos de paz en las zonas veredales, da su concepto.

“La situación es muy complicada porque las zonas veredales no están terminadas, hay guerrilleros no tienen ni mil pesos para un tinto (…) y muchos han llegado donde el Ejército y los han vinculado en la figura de la ACR, la Agencia Colombiana de Reintegración. Si eso es lo que está pasando  por un desespero de los  guerrilleros porque no hay nada claro, o es una estrategia del Ejército para desestructurar las FARC, este tipo de acciones es una guerra sucia contra el proceso de paz”, explica Áriel Ávila.

Estas han sido semanas de tensa calma en la zona veredal de Bellavista, en Mesetas. Sienten que el proceso no se mueve como se necesita, y temen que la desconfianza mine el ánimo de la guerrillerada y de sus vecinos...los pobladores de Mesetas.

Ver Comentarios

d