Advertisement

Advertisement

Advertisement

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Advertisement

Así es la agónica fuga de peces que migran en el río Magdalena para no morir

La sequía del afluente en Bolívar ha originado que un multitudinario cardumen de alevinos busque aguas más profundas para poder sobrevivir.
“Cada vez que el río baja sus niveles toda esa cantidad de peces corren el riesgo de quedar estancados y cuando quedan estancados se produce la muerte porque las aguas pierden el oxígeno y se recalientan”, afirmó Francisco Caro, secretario de Gobierno de Calamar.
Miles de estos peces están en plena etapa de crecimiento y mueren en la desesperada travesía en busca de oxígeno y alimento.
Los canales de escape tienen tan poca profundidad, que las colonias de alevinos quedan expuestas a los depredadores terrestres.
Para posibilitar la masiva migración hacia aguas profundas, surge la mano solidaria de los pescadores artesanales a quienes más afectaría una eventual mortandad de peces.
El verano sigue aminorando con crudeza el caudal de los ríos y sus afluentes, lo que parece tener condenados a muerte a cientos de animales.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias