Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

COVID-19 le quitó a su mamá, a su abuela y tiene hospitalizado a su padre: doloroso testimonio

José David espera que visibilizar la tragedia de su familia sirva de ejemplo para que la gente “tenga mucho más cuidado”.

José David, quien también tiene hospitalizado a su padre, espera que visibilizar la tragedia de su familia sirva de ejemplo para que la gente “tenga mucho más cuidado”. #EstáEnTusManos #NoticiasCaracolAhora Suscríbase [GRATIS] a nuestro canal en YouTube: http://bit.ly/2Jhc3oO. Descargue nuestra aplicación: http://hyperurl.co/appnoticias Síganos en Google: http://bit.ly/2MrIZP3 WhatsApp El Periodista Soy Yo: http://bit.ly/2QD18rw WhatsApp Noticias Caracol Ahora: http://bit.ly/34ed1uQ Síganos en redes sociales: Facebook: https://www.facebook.com/NoticiasCaracol Twitter: https://twitter.com/NoticiasCaracol (@NoticiasCaracol) Instagram: https://www.instagram.com/noticiascaracol/ Nuestros canales en YouTube: Caracol Televisión: http://bit.ly/2CHpld2 Suscribirse Gol Caracol: http://bit.ly/2yAIGcU Suscribirse Shock: http://bit.ly/2CHNKzi Suscribirse Blu Radio: http://bit.ly/2CFF7Fo Suscribirse La Kalle: http://bit.ly/2JkgfEz Suscribirse Caracol Play: http://bit.ly/2SkyjlM Suscribirse El Espectador: http://bit.ly/2D4rkt7 Suscribirse

Cuando aún tenía vivo el dolor de ver, a la distancia, que sepultaban el cuerpo de su mamá, el barranquillero José David Rodríguez tuvo que enfrentar otra dura prueba: su abuela, de 89 años, no pudo aguantar más y perdió la vida esperando por un test de coronavirus.

La mujer murió en la casa y él tuvo que “suplicar”, hasta por redes sociales, para que recogieran el cuerpo.

También, pidió que le realizaran pruebas a todos los que viven en su casa, ya que además de su mamá y su abuela, su papá tuvo que ser hospitalizado por COVID-19.

Sin embargo, en medio del dolor por la pérdida de sus familiares, no hay espacio para las recriminaciones.

“No le recrimino a la vida, no le recrimino a Dios. Lo que quiero con esta tragedia que me ha pasado a mí y a mi familia es que sirva de testimonio para que a nadie le ocurra. Creo que, dentro de todo lo malo que nos ha pasado, podemos ayudar a que la gente tenga mucho más cuidado”, dijo.

El virus le quitó en pocos días a dos de sus seres más queridos, por eso les pide a todos que se cuiden: “también he tenido que entrar a las clínicas y eso adentro es horrible, tenebroso, ver a tanta gente incluso en el suelo porque no hay lugar. De verdad, que se cuiden para que no tengan que vivir esto”.

Publicidad

Lo más visto
Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política.
ENTENDIDO