8:24 am - 13 de Septiembre de 2019

Habitantes de Caracolí deben racionar el agua que ni siquiera es potable

Más de 800 familias se encuentran afectadas porque el tanque de concreto elevado, que almacenaba el agua, se cae a pedazos.

El agua en Caracolí debe ser sacada de pozos profundos y luego repartida en la población del Atlántico desde la gigantesca estructura.

Como si fuera poco, el líquido que reciben los habitantes de Caracolí no es apto para el consumo humano; de hecho, sus habitantes solo la utilizan para los quehaceres del hogar.

“Esta agua llega toda sucia, con mugre, y mata los pescaditos que uno tiene en las albercas”, señaló Ariel Angulo.

La gobernación del Atlántico y la Alcaldía de Malambo están a la espera del diagnóstico sobre el estado del tanque, para determinar su reparación o si es necesaria la construcción de uno nuevo.

“Ya hemos presentado un proyecto por el orden de 8.000 millones de pesos al Ministerio y al cual, en este momento, estamos haciéndole unos ajustes que nos permitan acceder a recursos del orden nacional”, afirmó el secretario de Planeación de Malambo, Tahilor Camargo.

En Caracolí hay 7 mil habitantes que se abastecen de agua que compran en pimpinas, traída en carros de mula, desde otras poblaciones del Atlántico.

 

Ver Comentarios

d