Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

“Nadie podrá reemplazarlo jamás”: así fue el homenaje póstumo a Jorge Oñate

El cuerpo del ruiseñor del Cesar ya se encuentra en Valledupar para darle el último adiós. Familiares, seguidores y autoridades le rinden tributo.

Thumbnail

Con aplausos, algunos de los familiares despidieron al maestro Jorge Oñate . A la 1:30 p. m. de este domingo salió desde Medellín en un vuelo chárter hacia Valledupar .

Entre los cielos voló el ruiseñor del Cesar, el hombre que le cantó al amor, al desamor y también a la felicidad, pero sobre todo quien hoy deja por lo alto un gran legado al folclor vallenato.

En tampoco tiempo, un año y pico, que duré trabajando con él, lo que más recuerdo es su corazón, el más noble que he conocido en mi vida indiscutiblemente”, dijo ‘Mono’ Romero, mánager del artista.

Minutos antes, decenas de personas lo acompañaron en la funeraria. Allí esperaron, junto a su familia, la entrega del cuerpo y luego su traslado.

Desde la madrugada y frente al hospital Pablo Tobón Uribe, donde falleció Jorge Oñate , varios de sus seguidores tararearon sus canciones.

A las 3:20 de la tarde aterrizó en Valledupar el avión con el féretro del jilguero de América. A las afueras del aeropuerto Alfonso López se aglomeraron un grupo de seguidores para despedir a su ídolo.

Publicidad

Hoy, Valledupar se siente mal, triste, con esa noticia. Es doloroso para el pueblo vallenato”, señaló Aurelio Marenco, uno de los fanáticos que se apostó en el lugar para darle el último adiós a su ídolo.

Otra de las personas que estaba en las afueras del terminal aéreo de la capital del Cesar fue Juan Carlos Mendoza, quien también expresó sus sentimientos.

Una vez tuve la oportunidad de compartir con él en una parranda con Javier Fernández y nos dimos un abrazo, una foto, y la música de él primó, me ericé y se me salieron las lágrimas”, comentó.

Tras un recorrido de 5 kilómetros por las principales avenidas de Valledupar, el féretro del ruiseñor del Cesar fue recibido en la biblioteca departamental con sus clásicos 'Cariño de mi pueblo'.

"Mi papá es irreemplazable, nosotros podríamos representarlo como hijos que somos, pero nadie puede reemplazarlo a él ni imitarlo. Nadie podrá hacerlo nunca jamás, porque tiene unas características como ser humano y artista incomparables", sostuvo su hijo Jorge Antonio Oñate.

La Gobernación y la Asamblea del Cesar, así como la Alcaldía de Valledupar, hicieron un reconocimiento póstumo a esta ícono del vallenato.

Publicidad

“Estamos adelantando un homenaje póstumo por la muerte del maestro Jorge Oñate. Este, sin duda, es un momento muy difícil, porque él representa a ese grupo muy selecto de las personas más importantes de la entidad territorial”, aseguró Luis Alberto Monsalvo, gobernador del Cesar.

La agrupación de Jorge Oñate, con las voces de varios cantantes vallenatos, rindió honores a su líder, quien, con más de 50 años de historia musical, hoy es más que una leyenda.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias