Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Incidente continental: partido Junior-River Plate se jugó entre disturbios y gases lacrimógenos

Protestas en inmediaciones del estadio hicieron que tuviera que ser suspendido por momentos. “No es normal jugar en una situación tan inestable”, indicó Marcelo Gallardo.

Fuertes disturbios se registraron en Barranquilla, en las afueras del estadio Romelio Martínez. El partido por Copa Libertadores entre Junior y el equipo argentino River Plate tuvo que ser suspendido por algunos instantes.

El preámbulo del partido se dio en los alrededores del estadio, en donde manifestantes se enfrentaron a la Policía. Se pedía la suspensión del partido.

Un ambiente tenso que se trasladó al campo de juego.

Habría que preguntarse por qué el futbol no tiene la sensibilidad de lo que está pasando afuera del estadio y de cuál es la realidad del pueblo colombiano. Diego Latorre, comentarista de ESPN.

Antes del pitazo inicial, un minuto de silencio que se confundió con el ruido del estallido de los gases lacrimógenos.

Y es que afuera, en las calles, se vivía una batalla campal.

Publicidad

Al minuto 22, el partido fue suspendido.

Mira está llorando, han parado el partido. Ha ingresado gases lacrimógenos, el aire se ha metido ha llevado lo que esta sucediendo afuera, los disparos de gases lacrimógenos, al campo de juego. Por eso al principio decíamos, cuando quisimos la participación de George Michael de La Hoz, que les cuente a todos ustedes que se estaba jugando el partido de una manera diferente, atípica. Ustedes escucharon por los micrófonos de ambiente los estruendos, como contaba George Michael. Y estas cosas estaban sucediendo, a tal punto en que hoy era noticia, al principio, si River podía salir del hotel, cosa que ocurrió sin inconvenientes, y lo propio Junior. Mariano Closs, comentarista de ESPN.

Noventa y cinco minutos de tensión que quedaron grabados ante los ojos del mundo. Así lo vivió el técnico Gallardo.

"Uno no se puede abstraer de lo que pasa. No es normal jugar en una situación tan inestable como la del pueblo colombiano. Hubo gases lacrimógenos, estallidos, estruendos…no podemos mirar para otro lado. El resultado es anecdótico. no nos podemos ir contentos hoy”, dijo.

Una situación que le da la vuelta al mundo y que periodistas internacionales concluyeron con esta frase.

A la familia colombiana, la paz y la tranquilidad que se merecen.

Publicidad

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias