Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Recuperan terrenos que prestigiosas familias habían invadido en el Tayrona

Parques Nacionales ganó una querella, pues las construcciones no solo habían sido levantadas ilegalmente, sino que ocasionaron daño al medio ambiente.

En el Parque Nacional Natural Tayrona fueron recuperadas 3.409 hectáreas de terreno que habían sido invadidas por varias familias prestigiosas de la zona. Estas áreas protegidas, consideradas patrimonio de la nación por su variedad ecosistémica, estaban siendo intervenidas por particulares y sin ningún permiso para construir viviendas de uso propio y estructuras con fines turísticos.

"Desarrollamos una actividad desde el año 2019 que nos permitió desmantelar las construcciones ilegales que invaden estos dos predios de Bonito Gordo y Playa Granate en el Parque Tayrona, con éxito para la recuperación del espacio público", indicó Julia Miranda, directora de Parques Nacionales de Colombia.

Así lo explico el coronel Óscar Solarte, comandante de la Policía de Santa Marta: "La Policía Nacional coadyuvó con la recuperación de varios bienes que habían sido ocupados ilegalmente en el Parque Nacional Tayrona. Esta actividad se cumplió con el fin de restituir unos terrenos donde se habían hecho unas construcciones ilegales para prestar servicios hoteleros".

"Encontramos que esos predios en Granate y Bonito Gordo son de propiedad de la nación desde el año 1975 y que, además, estaban invadidos por 25 construcciones ilegales”, puntualizó Miranda.

El daño a estos ecosistemas protegidos sería recuperable con varios años de trabajo. Las autoridades encontraron afectaciones en las cuencas hidrográficas, en el bosque basal y en las costas.

Publicidad

"Estas construcciones ilegales eran de particulares que invadieron los predios de la nación; estaban dedicadas a prestar servicios hoteleros, a dedicarse a actividades recreativas con un altísimo impacto en el parque nacional como la modificación de cauces de quebradas, tala de bosque seco tropical, afectación de la playa y los corales", explicó Miranda.

Según las autoridades, estas construcciones tendrían en el lugar por lo menos 10 años en funcionamiento de manera irregular.

Las autoridades seguirán con el control en la zona.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO