Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Sobreviviente de tragedia en Tasajera envía poderoso mensaje tras salir, al fin, de la clínica

En la primera entrevista de la que llama su “segunda vida”, lloró de felicidad y de nostalgia por sus amigos y familiares fallecidos en la explosión del camión cisterna.

En Valledupar, este viernes, salió de la clínica uno de los sobrevivientes de la explosión de un camión cisterna en Tasajera, Magdalena. En el hecho, registrado el pasado 6 de julio, murieron más de 40 personas. Suscríbase [GRATIS] a nuestro canal en YouTube: http://bit.ly/2Jhc3oO. Descargue nuestra aplicación: http://hyperurl.co/appnoticias Síganos en Google: http://bit.ly/2MrIZP3 WhatsApp El Periodista Soy Yo: http://bit.ly/2QD18rw WhatsApp Noticias Caracol Ahora: http://bit.ly/34ed1uQ Síganos en redes sociales: Facebook: https://www.facebook.com/NoticiasCaracol Twitter: https://twitter.com/NoticiasCaracol (@NoticiasCaracol) Instagram: https://www.instagram.com/noticiascaracol/ Nuestros canales en YouTube: Caracol Televisión: http://bit.ly/2CHpld2 Suscribirse Gol Caracol: http://bit.ly/2yAIGcU Suscribirse Shock: http://bit.ly/2CHNKzi Suscribirse Blu Radio: http://bit.ly/2CFF7Fo Suscribirse La Kalle: http://bit.ly/2JkgfEz Suscribirse Caracol Play: http://bit.ly/2SkyjlM Suscribirse El Espectador: http://bit.ly/2D4rkt7 Suscribirse

En Valledupar, este viernes, salió de la clínica uno de los sobrevivientes de la explosión de un camión cisterna en Tasajera , Magdalena. En el hecho, registrado el pasado 6 de julio, murieron más de 40 personas.

Hoy, en el pasillo de la clínica, Elioned Ayala López miró a su esposa a los ojos para celebrar lo que llamó el inicio de una segunda vida. Asegura que la primera se le fue en la explosión.

(Otras noticias: Así reconstruyó el CTI los últimos pasos de Javier Ordóñez en el barrio Villa Luz )

“Sentí angustia, cuando me veía los brazos quemados le pedía a Dios. Auxilié a dos compañeros que estaban ahí, que me pedían auxilio, que me decían que los ayudara, que no los dejara morir y ahí como pude los ayudé”, recuerda Ayala.

El hombre de 32 años era pescador y vendedor ambulante, como la mayoría de las víctimas, cuyo otro medio de subsistencia era la tragedia ajena.

“No me da pena decir: nosotros cuando se voltea un carro cogemos si se puede coger, si no, no”, declara.

Publicidad

Solo hasta hace tres días se enteró de que en la misma clínica, en la que se recuperaba poco a poco de las quemaduras en el 45% del cuerpo, murieron 11 de los 15 quemados trasladados a Valledupar.

Las cicatrices quedarán como un mal recuerdo, pero las lecciones ya están aprendidas: “que ya no vayamos más a los accidentes, hay que aprender de la vida y este es un mensaje, una enseñanza".

Aunque aún no sabe si volverá a la pesca o a la venta ambulante, cuenta las horas para este sábado volver a abrazar a sus hijos en Tasajera.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias

Vea también:

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO