Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Terror en Tierralta: esto fue lo que vivió valiente comunidad amenazada por militares

La comunidad de Bocas de Manso, en Tierralta, encaró a los cuatro militares que dijeron ser de un frente disidente que ya no existe en la zona. Los civiles atacados exigen acciones contra los hombres que, se supone, debían protegerlos.

Los momentos de terror vividos en Tierralta por amenazas de militares

Hombres, mujeres y niños de Bocas de Manso, en el municipio de Tierralta, Córdoba, vivieron una violenta y aterradora experiencia frente a militares cuya actuación amenazante deja más dudas que respuestas. Ha sido tal la gravedad de la situación que ya hay varias investigaciones para identificar a los responsables y establecer por qué atacaron a una comunidad humilde que, pese al miedo, los enfrentó.

En las imágenes grabadas por los mismos ciudadanos, uno de los uniformados armados preguntó “¿qué quieren saber?”. Los sujetos vestían pantalón camuflado, camisa negra y algunos cubrían su rostro con una pañoleta.

La comunidad le pedía de manera insistente que se identificaran “para nosotros saber con quién estamos hablando”.

Después de unos minutos, uno de los militares empujó y agredió verbalmente a una mujer que no desistía en preguntar quiénes eran. Luego de cargar el fusil y amenazar con disparar, el hombre respondió: “Del frente quinto de las FARC que está aquí, gonorrea”. Dicho grupo ilegal, según el mismo Ejército, ya no existe en esta zona.

Luego vino uno de los momentos más tensos, cuando otro sujeto armado sacó una pistola, la cargó y con ella amenazó a la mujer que insistía en enfrentarlos y quien cargaba un bebé. La madre, además, le reclamó por el respeto de los derechos humanos. “Vamos a ver si son capaces de meterme un tiro con mi hijo”, afirmaba.

Publicidad

En ese instante la situación se agravó y otro de los hombres armados apuntó su fusil contra las personas en el kiosco, mientras al fondo lloraban niños que se aferraban a su mamá con un miedo evidente.

El alto mando militar recopiló los videos tomados en la zona e inició un análisis de los mismos, que lo llevó a identificar elementos que le llamaron la atención.

El primero, que los fusiles galil ACE son las únicas armas largas que usa la tropa regular del Ejército y los cuatro sujetos los portaban. El segundo, un objeto que portaban denominado el cartucho de la vida, marcado de color amarillo y que solo es usado por la fuerza pública. El tercero fue la verificación, con las unidades territoriales de las FF. MM., de las coordenadas de las tropas que podrían encontrarse cerca. Una coincide con el grupo de uniformados que aparece en el video y se cree que está adscrito al batallón de infantería no. 33 Batalla de Junín.

Publicidad

  • Publicidad