Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Un médico barranquillero y tres miembros de su familia, entre las nuevas víctimas del COVID

Edwin De la Hoz murió tras esperar varios días una cama UCI. Pocas horas después, su hermano también falleció. Familia pide a los ciudadanos cuidarse y usar tapabocas.

La muerte por COVID-19 enluta a una familia barranquillera que perdió a cuatro de sus integrantes que presentaron complicaciones de salud luego de contagiarse. Una de las victimas es un médico de 44 años.

Edwin y Dulfran De la Hoz son dos hermanos a los que el COVID-19 les ganó la batalla tras varios días de lucha contra el virus.

Edwin De la Hoz, médico barranquillero, no se salvó de las listas de espera para recibir servicios de mayor complejidad y, durante cinco días, su familia estuvo en la búsqueda de un centro asistencial que pudiera brindarle la terapia ecmo, o terapia de pulmón artificial.

"Él estaba ejerciendo su función de médico (…) pero pues tuvo complicaciones ingresó a la general a eso de las tres, cuatro de la mañana, pero desafortunadamente Dios no quiso que él siguiera adelante y fue su voluntad", dice Daniela De la Hoz, prima del médico fallecido.

Horas después de la muerte del médico, su hermano, quien también luchaba por su vida en una unidad de cuidados intensivos falleció.

Publicidad

“Hay muchas personas que aún no se cuidan, hay muchas personas que están de paseo, que no se ponen el tapabocas; y nosotros que estamos luchando, que en el día a día estamos viendo más afectados. Ya yo perdí a mi abuela hace nueve meses y perdí a mi tío hace ocho días”, se lamenta la mujer.

En medio de aplausos y lágrimas, la familia despidió a los dos hermanos. Una tragedia que a su vez se convierte en un llamado de alerta para aquellas personas que aún no creen en el virus.

"El peso doloroso y ruinoso de la pandemia COVID-19 no debe seguir soportándose en lo finito de los servicios de medicina crítica y cuidados intensivos. Parodiando tristemente aquella canción, no hay cama pa’ tanta gente con covid-19 grave que esperan ser remitidos a una UCI, que están intubados en un servicio de urgencias", explica el médico intensivista José Luis Accini.

A la fecha, la ocupación de unidades de cuidados intensivos en la ciudad alcanza el 88%.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias