Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Vendedor de tintos fue rescatado de un arroyo durante torrencial aguacero en Barranquilla

Varios testigos del hecho saltaron al agua para auxiliar al hombre, de 72 años. "Me imaginé que el señor se podía ahogar y me tiré enseguida", dijo un joven.

Vendedor de tintos fue rescatado de un arroyo durante torrencial aguacero en Barranquilla

Un video evidenció la fuerza de la corriente de un arroyo que arrastró a un hombre con su triciclo de tintos en el barrio Boston, norte de Barranquilla, en medio de un fuerte aguacero que se presentó en la tarde de este jueves, 29 de septiembre de 2022. Un joven que se percató de la emergencia se metió al caudal y trató de agarrar el pequeño vehículo.

Yo solamente me imaginé que el señor se podía ahogar y me tiré enseguida”, declaró Edwin Polo, joven que ayudó al vendedor de tintos.

Trabajadores de una empresa también se metieron al arroyo y, peleando con la corriente, lograron poner a salvo al hombre.

Publicidad

“Cuando vi que él ingresó, yo me di la vuelta y me metí por aquí y vinieron los otros dos compañeros, el señor venía enredado con el coche”, afirmó Danilo Mendoza, otra persona que ayudó al vendedor.

Wilson Ramírez, de 72 años, es el hombre que se salvó de ahogarse en el arroyo. Él salía con su triciclo de una tienda y, en cuestión de segundos, quedó en medio del agua.

“Traté y no pude, yo me paré, cuando ya me agarró el otro arroyo y me tiró al suelo. Los termos volaban y todo y yo, aferrado al triciclo”, expresó Wilson Ramírez.

‘El paisa’, como lo conocen en el sector y quien también trabaja como lustrador de botas, dice que, en la angustia, se aferró a su herramienta de trabajo y a Dios.

“Todo ser humano tiene presente eso, que Dios es el único que nos puede ayudar y, en este momento, los muchachos me ayudaron”, agregó Wilson.

Publicidad

El vendedor solo sufrió unas pequeñas raspaduras en los brazos y las manos, agradece que le hayan salvado también su triciclo de tintos, pero lamenta que su caja de lustrar botas no tuvo la misma suerte.

Publicidad

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.