bogotá
1:59 pm - 20 de Febrero de 2017

Seis años y ningún responsable: ¿se quedó así el caso Colmenares?

Intrigas, falsos testigos, personajes polémicos y abogados poderosos convirtieron este posible homicidio en una novela judicial. ¿Y ahora qué?

Pasaron seis años, tres meses y veinte días para que se conociera una decisión sobre la presunta participación de Laura Moreno y Jessy Quintero en la muerte de Luis Andrés Colmenares. El estudiante apareció muerto en extrañas circunstancias el 31 de octubre de 2010 en el caño del Parque El Virrey.

Desde entonces, la Fiscalía presentó varias pruebas en contra de las acusadas que supuestamente las involucraban en el llamado caso Colmenares. Los recursos presentados por el ente no fueron suficientes para determinar culpabilidad en ellas.

Una de las pruebas más polémicas fue la intervención de tres testigos que resultaron ser falsos. José Wilmer Ayola fue uno de los más sonados, pues narró la supuesta golpiza que acabó con la vida de Luis Andrés Colmenares. Finalmente aceptó que se trataba de una falsa denuncia y fue condenado a ocho años de prisión domiciliaria.

Durante el proceso también fue involucrado Carlos Cárdenas, expareja de Laura Moreno. La sentencia señaló que estuvo presente en la zona la noche del 31 de octubre de 2010. Pese a otros antecedentes, como el reto a una pelea con la víctima, no hubo elementos que demostraran coautoría de Cárdenas en el hecho.

La teoría del caso que involucraba a Cárdenas tenía como fundamento una escena de celos ocurrida la noche de Halloween. Esa noche hubo una discusión entre Colmenares y Laura Moreno, no por la presencia de Cárdenas, sino porque ella no quiso darle un beso. Supuestamente los celos por involucrarse con su expareja habían llevado a Cárdenas a reaccionar violentamente, hechos que no tuvieron fundamento con pruebas.

La sentencia que dejó libre a Cárdenas en 2014, también determinó que Luis Andrés Colmenares había sido asesinado: “Como puede  advertirse, entonces, la valoración objetiva y crítica de las pruebas periciales practicadas en el juicio suministra fundamento para afirmar, no solo que la tesis de la caída de LUIS ANDRÉS al canal del Parque El Virrey es inverosímil y poco creíble sino que debe descartarse: las ocho fracturas, las siete heridas, las cinco excoriaciones y la abrasión inframentoniana que le afectaron, no están acompañadas de otras lesiones compatibles con una caída de altura (...)", se lee en el fallo.

La sentencia del Tribunal Superior de Bogotá es la única que da por hecho que la muerte de Luis Andrés Colmenares no fue accidental.

En los casi siete años del proceso incluso se consultó a Miguel Botello, un antropólogo y doctor en Medicina de origen español que desvirtuó el trabajo hecho en la necropsia de Medicina Legal. Su testimonio, que duró cuatro días en audiencia, prácticamente desvirtuó los análisis realizados al cadáver.

Según el experto, se utilizaron herramientas no idóneas para la exhumación que generaron contusiones y marcas adicionales a las que presentaba el cuerpo. Sus polémicas declaraciones fueron rechazadas y el juicio continuó.

Ver Comentarios

d