colombia
5:19 am - 24 de Abril de 2018

“Ella daba las instrucciones”: el relato del testigo que tiene en apuros a Aída Merlano

file-254784

Francisco Rafael Palencia tendría las claves de la sofisticada red criminal que presuntamente habría montado la representante para lograr una curul en el Senado.

“La cabeza de todo es la doctora Aída Merlano, porque ella misma personalmente daba las instrucciones”, le dijo el hombre a la Fiscalía.

En una extensa declaración de dos horas y media, conocida en exclusiva por Noticias Caracol, el testigo reveló cómo habría operado la empresa criminal que funcionaba en un lugar Barranquilla denominado la Casa Blanca: el cuartel general de Merlano.

Palencia conoció las intimidades del presunto fraude electoral porque él mismo dice que recibió órdenes de la congresista y vio cómo se repartieron 7.000 millones de pesos para aceitar un ejército de votantes que se vendió por apenas 50 mil pesos por cabeza.

“En todos esos municipios donde hay líderes que colocan 1.000 votos en adelante, y haciendo una pequeña operación aritmética se puede deducir que estuvo muy por encima de los 7.000 millones de pesos. Ahora, no tan solo hay que enfocarnos en el dinero que se da por la compra del voto en sí, porque el voto no vale solo 50.000 pesos”, añadió.

El declarante aseguró, además, que Merlano tenía un grupo de dirigentes políticos de Barranquilla que conocieron y apoyaron esta compraventa de votos, pues en 2015 ellos mismos habrían sido beneficiarios de la misma estrategia. En concreto señaló a la diputada Margarita Balén, al concejal Aissar Castro, a la aspirante a la cámara Lilibeth Llinás y a otros dos dirigentes, uno de apellido Zamara y a Vicente Támara. La Fiscalía ya rastrea sus pasos.

“Yo alcancé a ver dentro del comando y que puedo dar fe de que los ví y que organizaban toda la cuestión de votos. Ellos eran organizados por días, como no todos podían ir al mismo día entonces un día se organizaba la gente de Aissar Castro, el otro día la gente de Zamora, el otro día la gente de Margarita Balén y otro día el de la gente de Támara”, explica el testigo.

Según Palencia, todo se movía en una alianza de favores.

“Ella tiene sus concejales y tiene su asamblea, ella compra los votos para esa asamblea. Cuando vienen las elecciones se tiene que devolver el favor, es decir los que ya se eligieron con el dinero de ella debían aportar tanto en recursos como en personal y votos. Es un tú me ayudas, yo te ayudo; tú me apoyas yo te apoyo”, indica Palencia.

Su explosivo testimonio es la columna vertebral del expediente contra la poderosa congresista, hoy en prisión.

La medida de aseguramiento contra la poderosa congresista está repleta de evidencias en su contra. No obstante, ella sostuvo, entre lágrimas, que era inocente.

Ver Comentarios

d