colombia
11:07 am - 7 de Mayo de 2018

“La ley 100 es un tiro en la sien”: Humberto de la Calle

Por: 
Noticiascaracol.com

Propone acabar con la ‘industria de la enfermedad’ y con las EPS “como están hoy”. Además, denuncia que laboratorios farmacéuticos nos cogieron de “marranitos”.

“Paja no queremos”, dijo Humberto de la Calle al pasar este lunes por el Tablero Caracol para explicar sus propuestas en materia de salud y pensiones. Esta es la entrevista que le concedió a Juan Diego Alvira. Véala y participe con #YLaSeguridadSocialQué 

SALUD

Lo primero es que tengamos claro que los elementos médicos de la salud son a penas el 11 por ciento. La salud depende de muchas cosas más. El ejemplo más sencillo: la gente en Bogotá se enferma de enfermedades respiratorias. ¿Y eso de dónde proviene? Proviene del aire. Entonces, lo que estamos diciendo nosotros en materia de salud es que hay que cambiar el modelo. Hay que hacer muchas cosas, pero no son solo reparaciones menores. El modelo hoy es lo que llamo la industria de la enfermedad, es un sistema dedicado solo a caerle a los enfermos y no a prevenir, a hacer una medicina familiar, que es lo que estamos proponiendo.

Crear salud es: médico familiar, al que se le asigna un número determinado de familias, un médico que no está únicamente a la espera de que la gente se enferme, que va a las casas, examina la dieta, mira si los niños hacen ejercicio. Es todo un esquema de prevención a través de ese médico familiar, que es la puerta al sistema de salud, para evitar lo que pasa ahora, que es la dispersión.

Pero, ¿cómo lograrlo? Hoy a las EPS les pagan por el número de afiliados. Yo creo agregar un elemento y es pagarle más a aquellas IPS que tengan menos enfermos, o sea, pagar por la salud y no solo pagar por la enfermedad.

¿Acabar las EPS? Como están las EPS hay que eliminarlas porque lo que hacen es simplemente una intermediación, reciben dinero por cada uno de los afiliados y, a través de las instituciones prestadoras de salud, pues tratan de trabajar. También les deben plata. Ahí hay, dijéramos, una situación compleja. Lo que tenemos es que cambiar el sistema. Muchos candidatos se han dedicado a decir ‘reparemos cositas’. No, el modelo es el que está mal. Gestores de salud con la eliminación de las EPS como están hoy.

¿Qué hacer con la ley 100? Esto no se puede hacer sin cambiar la ley 100. Yo diría que la ley 100 es un tiro en la sien. 

¿Y los sueldos del personal de la salud? El médico general hoy no tiene carácter resolutivo, realmente son como obreros de las EPS llenando papeles. Cuando yo hablo de médico familiar hablo es de un médico que tenga capacidad de tomar decisiones, regresar a lo que era. Y eso exige mejor educación médica, exige más dignidad en la remuneración de los médicos. Por otro lado, hay demasiadas especialidades y subespecialidades. ¿Cómo le parece que aquí tenemos más especialidades que en Europa y en Estados Unidos? Tenemos que regresar al médico de familia, que es la puerta de entrada al sistema.

¿Cómo acabar con la corrupción en el sistema de salud? Hay un tema de franca corrupción, los famosos carteles. Todos los días aparece un cartel nuevo. Eso hace parte de la lucha general contra la corrupción. Pero también hay desvíos de fondos. El ataque tiene que ir en esas dos líneas.

Todos los partidos tienen problemas y yo francamente le dije al Partido Liberal, en el congreso liberal: si soy presidente, voy a acabar con la mermelada, porque todo esto es producto de lo que está pasando ahora, que es presión de los congresistas por su voto para determinadas leyes y halagos por parte de los gobiernos. Esto no es nuevo. Lo que tiene que hacer un presidente, como lo he dicho mil veces, es: el que me pida mermelada, lo saco de la oficina y hagamos una discusión pública. Respetar al Congreso sí, respetar a los congresistas, pero sobre la mesa, con planes de desarrollo, con inversiones absolutamente transparentes.

¿Va a construir nuevos hospitales? Sí, se necesita, pero muy buena parte de lo que está ocurriendo no es tanto el problema de los hospitales en términos de infraestructura física. Lo que está pasando es que no les llega la plata y no les pagan, y particularmente los hospitales en las regiones más apartadas están en manos de la politiquería. Hay que quitarles los hospitales a los políticos.

Salud y jueces: el sistema de salud no está respondiendo, la gente llega, no le dan drogas, no hay especialistas, no hay operaciones o las programan para seis u ocho meses después. Y entonces eso se ha desplazado a los jueces. Eso es una deformación. Yo creo que esa es la quiebra del sistema. Yo aplaudo a la gente, es más, por fortuna siquiera ha habido la tutela. Pero es que es la ausencia de respuesta oportuna. La Superintendencia no tiene dientes, no existe fuera de Bogotá y las grandes ciudades. Luego, lo primero la forma en que no tengan los jueces que ir a reparar esto es con una justicia administrativa interna, eficaz e inmediata, dentro del propio sistema de salud.

¿Cómo disminuir el costo de los medicamentos? Esta es una pelea terrible. Yo apoyo al ministro Gaviria en esto. Es una cosa absolutamente asombrosa. Cualquiera que haya salido del país lo sabe: los mismos laboratorios, la misma marca de un medicamento vale mucho más en Colombia que en el Ecuador, en México, en España. Pasa eso porque nos cogieron los laboratorios como marranitos y nos están cobrando una enorme cantidad de dinero totalmente injustificada.

PENSIONES Y SEGURIDAD SOCIAL

Trabajos informales: la informalidad es el gran problema de la economía colombiana. Tenemos que obrar rápido, no podemos quedarnos quietos. La acción del Estado debe ir enderezada a buscar, a base no de mermelada sino de obras productivas, la generación de empleo.

Contratos por prestación de servicio: eso tiene dos problemas muy serios. Uno: en el fondo es un fraude a la ley porque esos contratos de prestación de servicios carecen de prestaciones, pero en la práctica al contratista le exigen que entre a las ocho de la mañana, que tiene jornada, no le dan vacaciones, no le dan prima. En el fondo es un trabajo indigno y nosotros queremos que el trabajo sea digno.

Y en segundo lugar: esos contratos (con el Estado) son una forma de clientelismo, son contraticos de tres meses, de seis meses. ¿Y para qué hacen eso así? Para mantener de la ternilla al pobre contratista y que no se desvíe, y mantener la fidelidad a los políticos. Por cada 100 empleos formales en la nómina del Estado hay 107 contratos de prestación de servicios. Yo voy a acabar esto. Los contratos por prestación de servicios tienen que ser realmente excepcionales, para aquello que el Estado no pueda hacer con su nómina ordinaria.

¿Revivir el pago de las horas extras después de las 6 p.m.? Progresivamente, sí. Porque lo que se dijo en el Gobierno anterior fue: para que haya más competitividad y generación de empleo, quitemos las horas extras. Y eso no ha ocurrido. En cambio, lo que se hizo fue transferir, del bolsillo de los trabajadores a los dueños, 28 billones de pesos. Eso es lo que les ha significado a los trabajadores no recibir las horas extras. Se logró ampliar una hora en este Gobierno, pero yo creo que progresivamente hay que restablecer el sistema de pago de horas extras.

¿Y en cuanto a las pensiones? El tema de las pensiones es el siguiente: hay dos millones de pensionados que nos cuestan 38 billones de pesos y realmente es una desproporción y un impacto fiscal enorme. Pero estamos viendo solo un pedazo del problema. El otro pedazo es el de cuántos ancianos se mueren en la indignidad porque no alcanzan a cotizar y no tienen ninguna protección. ¿Yo que voy a hacer? Voy a utilizar el sistema de pilares. Esto lo tengo absolutamente estudiado con cifras y con un grupo, el mejor y el más brillante en esta materia. Un primer pilar es: para el primer salario mínimo, conduce a una pensión de prima media como el que paga hoy Colpensiones. Y, a partir de allí, ahorro. Luego, en vez de estar compitiendo los dos sistemas, se unen y eso genera entonces un efecto inmediato. Respetando los derechos adquiridos, terminan los subsidios que están pagando los pobres a los ricos. Es que lo que pasa en materia de pensiones es que todos pagamos impuestos terminamos financiando unas pensiones altísimas. Voy a eliminar los subsidios a las pensiones millonarias.

No voy a subir la edad de jubilación y no es por demagogia, sino porque no es necesario.

Ver Comentarios

d

X
Publicidad