Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Invertir en la cultura para salvar vidas, piden en Ibagué

En cada esquina de la ciudad musical de Colombia hay un bailarín, un pintor o un músico en potencia. Por ello urge más recursos para las facultades y fomentar más espacios para ellos.

Ibaguereños piden más presupuesto para la cultura y así salvar vidas

La coreografía del sanjuanero está compuesta por ocho pasos. Esta danza de conquista, que empieza por el coqueteo, pasa por el enamoramiento y termina con el matrimonio, es símbolo de tradición y cultura en el Tolima.

Es una danza que varios jóvenes estudian para mantenerla viva. Ellos dicen que se debe trabajar mucho por la cultura.

Publicidad

"Falta fomentar espacios, más que todo, algunos rincones en los que podamos ensayar, habilitar aulas. Eso hace falta", afirma Carmen Caicedo, estudiante de Arte.

Edison Sánchez, egresado de Danza y Artes Visuales, agrega que " aquí celebramos el Festival Folclórico Colombiano y la mayoría de instituciones realiza ese trabajo para dicha fecha entre junio y julio”.

El maestro César Augusto Zambrano lleva la música en su sangre, pero la vive y la escribe con sus dedos. Recalca que no solo Ibagué debe ser la capital musical de Colombia sino todo el departamento del Tolima.

"Es un tesoro escondido en general. Sabemos la música que tenemos, sabemos los músicos que tenemos y entonces eso prácticamente está de las puertas de nuestras casas para adentro", dice el compositor.

Publicidad

Añade que en cada municipio hay un bailarín, un pintor o un músico en potencia en quienes se debe invertir.

"Con dolor una vez invité un amigo mexicano, le mostré Ibagué y su cultura y me dijo: ‘ustedes tienen todo, pero la diferencia es que para nosotros la cultura es lo más caro y para ustedes lo más barato’”, relata.

Publicidad

Lo dicen porque una inversión más alta en cultura no solo enriquece la sociedad sino salva a los jóvenes de las calles.

Así lo señala Doris Morera de Castro, presidenta de la Fundación Musical de Colombia: “Sobre todo en los suburbios, en los barrios, salva vidas y hace que tener ese tiempo ocupado no haya tiempo para el vicio, no haya tiempo para andar en malos pasos”.

Desde la academia piden mayor presupuesto para mejorar las facultades de arte y crear nuevos cupos. La Universidad del Tolima, por ejemplo, tiene 1.469 estudiantes y, para el último semestre del 2021, de 1.007 alumnos que se presentaron solo se pudo admitir 193.

Son inversiones que piden estudiantes, expertos y la academia para que, al final, cuando se baje el telón, los artistas no queden solos en el auditorio.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.