Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

A paso lento avanza devolución de dineros de afectados por comercializadora Elite

A pesar de la gravedad de los delitos, presuntos responsables de la debacle en el escándalo de las libranzas están en libertad.

A pesar de reconocer la estafa en un pronunciamiento y asegurando además que la Fiscalía no probó que podían salir del país, una juez de segunda instancia dejó en libertad a los cinco capturados por el descalabro financiero de Elite: Marino Constantino Salgado, José Alejandro Navas, José Felipe Salgado y Jorge Enrique Navas, quienes estuvieron detenidos tres meses.

La decisión se dio en presencia de las víctimas, que exigieron justicia.

Elite operaba comprando deudas que tenían funcionarios con cooperativas y cuyo pago se hacía a través de la figura de libranzas que permite descuentos automáticos de la nómina, lo que lo convertía en un negocio seguro. Los títulos, posteriormente, eran vendidos bajo la promesa de una rentabilidad hasta del 7% anual. Así, cayeron más de 6 mil víctimas.

"Los socios de Elite tenían pleno conocimiento de que esas libranzas que estaban comprando y demandando eran siniestradas, es decir, habían sido prepagadas o el flujo no era suficiente para cubrir el valor de la inversión del inversionista, y ni siquiera tenían un crédito atrás que los soportara", señaló Luis Miguel Martínez, fiscal especializado contra delitos financieros.

El desplome comenzó en el 2016, a pesar de la vigilancia de la Superintendencia de Sociedades, que por lo menos en dos oportunidades aseguró no tener sospechas de que Elite captaba dinero.

Publicidad

Después de Estraval, y por encima de Interbolsa, para la Fiscalía Elite es la comercializadora que logró captar mayor dinero del público: 1,3 billones de pesos.

"No solamente está el hecho que estaban vendiendo pagares libranzas sin soporte, sino que, adicionalmente, tomaban la plata para gastos propios, para viajes, apalancaban operaciones, operaciones propios de la empresa. Por eso les fue imputado el delito de lavado de activos porque cogieron ese dinero e hicieron maniobras para el ocultamiento, e incluso tenemos evidencia de remisiones de dineros al exterior, y que pertenecería a los inversionistas”, explica el fiscal Martínez.

Justamente, en España, fue capturado y luego dejado libre Francisco Odriozola, uno de los fundadores y socios de Elite. Otra de las cabezas del descalabro financiero.

En el entramado de irregularidad también se encuentra Delvis Sugey Medina, cabeza de las cooperativas que vendían las libranzas a Elite, quien intentó negociar con la Fiscalía entregando cerca de 25 mil millones de pesos para reparar a los afectados. Una cifra bastante inferior al monto de 500 mil millones en el que se calculan las pérdidas.

Delvis Sugey Medina estuvo casada con el exrepresentante a la cámara Roberto José Herrera quien también está investigado por la Fiscalía y la Superintendencia de Sociedades en este proceso.

Por ahora, la justicia solo ha recuperado el 10% de los dineros perdidos. Es decir, 50 mil millones de pesos, repartidos entre 6.048 víctimas.

Publicidad

"Se han hecho dos devoluciones. La primera se hizo el año pasado, más o menos por alrededor de $1.570 millones y este año se hizo una segunda devolución de aproximadamente, $7.602.000 por afectado, y eso equivale a que ya hayan salido 919 personas, por cuando ya se les canceló toda la plata que le entregaron a la entidad para compra de libranzas", dice María Mercedes Perry, liquidadora de Elite.

Elite era una firma generadora de confianza, vigilada por la superintendencia, y con el respaldo de firmas internacionales de auditoría como Moore Stephens y Deloitte, que también tendrán que dar explicaciones ante las autoridades colombianas.

Algo que podría tardar, pues por ahora todos esperan que la corte suprema decida si la competencia para juzgar este proceso es de un juez de Bogotá o de uno de la costa donde ocurrieron la mayoría de los hechos.

Este caso afectó a más de 6.000 víctimas. Todas ellas invirtieron desde pequeñas hasta millonarias sumas de dinero. El descalabro ha originado la muerte por depresión a varios de ellos y a otros les dejó importantes deudas.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias