Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Ana Beatriz Acosta, la religiosa que ha transformado la vida de 5 mil jóvenes en Pasto

Lleva siete años al frente de la Casa del Joven. Allí, a través de la formación técnica, incentiva el emprendimiento entre los más vulnerables.

Ana Beatriz Acosta - Educación 2020

La hermana Ana Beatriz Acosta es una religiosa nacida en Magdalena que ha venido haciéndole la vida más fácil a más de 5 mil jóvenes de Pasto. Ella es una de las cinco personas nominadas en la categoría Educación de Titanes Caracol 2020.

En los siete años que lleva al frente la Casa del Joven, en la capital de Nariño, ha transformado a la juventud a través de la formación técnica que incentiva el emprendimiento de los más vulnerables y también de la población víctima de la violencia.

“Cada línea de formación siempre va hacia que los chicos aprendan una labor académica, una labor práctica, pero vamos un poco más allá, tratando de que ellos conozcan sobre cómo crear empresa”, cuenta Vanessa Calvache, coordinadora académica.

Ana Beatriz, hermana de la Compañía de María, destaca por su gran corazón, poniéndole amor y alma a su labor.

“La Casa del Joven nace hace más de 25 años con la hermana María Agudelo, religiosa también de la Compañía de María”, recuerda Acosta.

Los jóvenes reciben capacitación en artes gráficas, diseño, corte y confección, música y sistemas.

Publicidad

“La Casa del Joven enriquece mucho a la persona, rescatando las aptitudes, habilidades, la parte personal”, asegura David Ortega, egresado.

Y es que para la religiosa los jóvenes son la esperanza y el programa hace realidad la inclusión, acogiéndolos y fortaleciendo sus capacidades.

“Sostenerse no ha sido fácil, toca hacer muchas campañas, bingos, banquetes, apoyarse con la Alcaldía de Pasto o con la gobernación, con amigos para que podamos tener un país más desarrollado, de más equidad, más tolerancia; necesitamos invertir en educación”, subraya Ana Beatriz.

Para ella es una gestión permanente “poner atención a esta juventud que requiere que le demos oportunidades. Sin amor a estos procesos, no llegaríamos a nada”, afirma.

De acuerdo con la religiosa, la Casa del Joven es proyecto de fe porque, a pesar de las enormes dificultades que enfrenta constantemente, sigue sirviendo a la juventud pastusa, transformando realidades y brindando esperanza en vidas que contribuyen a un mejor país

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias

Vea también:

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO