Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Antioquia le entregó al Chocó 17 escuelas y colegios en ruinas tras disputa territorial

Belén de Bajirá, Nuevo Oriente, Macondo y Blanquicet, antiguos corregimientos antioqueños, ahora hacen parte de Riosucio. Les quitaron hasta el internet.

Como si fuera poco la desgracia del incendio que vivió este fin de semana Riosucio, Chocó, esta población está recibiendo otra tragedia: la de 17 escuelas destruidas que tendrá que reconstruir para el próximo año.

Por décadas, Antioquia, Turbo y Mutatá administraron estos plateles. Solo el año pasado, tres mil niños estaban matriculados.

Luego de resolver un diferendo limítrofe sobre los corregimientos de Belén de Bajirá, Nuevo Oriente, Macondo y Blanquicet, el Consejo de Estado ratificó que estas tierras pertenecen a Chocó, y Antioquia, antes del 1 de enero de 2021, debe regresarlas a los chocoanos.

En materia de educación, para la Alcaldía de Riosucio lo que están recibiendo son ruinas.

“Las aulas están deterioradas, y uno no sabe en qué momento se pueda caer”, aseguró Diana Carolina Mestra, de la Junta de Acción Comunal de Nuevo oriente.

En las mismas condiciones están la mayoría de las 17 escuelas y colegios de Belén de Bajirá, Nuevo Oriente, Macondo y Blanquicet.

Publicidad

Techos caídos, pupitres podridos por el óxido y aulas devoradas por la maleza y la humedad. El alcalde de Riosucio dice que en actas esto le entregan las Secretarías de Educación de Antioquia, Turbo y Mutatá.

“Con los mismos hermanos antioqueños recorrimos cada una de las sedes y se demostró que verdaderamente la inversión en educación no se ve porque están en mal estado”, aseguró Conrad Valoyes Mendoza, alcalde de Riosucio.

Los baños están en ruinas. En Blanquicet hay solo un inodoro sin cisterna para 700 estudiantes y en Nuevo Oriente no tienen puertas, según las denuncias hechas al Comité de Defensa de Belén de Bajirá.

“No hay baños. Las muchachas tienen que salir al monte o salir a prestar los baños, los que no viven aquí”, señaló Diana.

“Estamos padeciendo una unidad sanitaria, no tenemos en este momento. Tampoco contamos con un restaurante escolar adecuado”, José Dolores Trujillo, habitante de Blanquicet.

Pensar en alternancia escolar el próximo año para el comité es improbable.

Publicidad

“No hay cómo se laven las manos, no hay cómo hacer el procedimiento que ordena o exige la ley para podernos nosotros salvar de esta pandemia ”, expresó el líder Leopoldino Perea.

Los habitantes del sector aseguraron que hasta el internet se lo llevaron.

“De la comisión de Antioquia vinieron por el internet, lo levantaron, es algo que los niños necesitan”, señaló Ariel Espitia Cuadrado de la vereda El Cerrito de Belén.

“Están desolados, no tienen nada, encontramos un caballo en los salones. Imagínese la magnitud de lo que hay allí”, expresó Valoyes Mendoza.

El mandatario dice que la inversión para reconstruir las 17 instituciones sería de dos mil millones de pesos.

“Yo quisiera preguntarle al alcalde de Turbo, a la alcaldesa de Mutatá y al gobernador de Antioquia, Aníbal Gaviria, ¿ustedes enviarían a sus hijos o a algún niño antioqueño a esta clase de planteles educativos que ustedes le están entregando a Chocó?”, cuestionó Henry Chaverra, del comité de defensa de Belén de Bajirá.

Publicidad

Así las cosas, el regreso de tres mil niños a clases en el 2021 es más que incierto.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias
Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO