Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Así es como alquilan niños en Bucaramanga para pedir limosna en semáforos

Por esta reprochable práctica, dos mujeres venezolanas fueron capturadas. Sin embargo, horas después un juez de control de garantías las dejó en libertad.

En las calles de Bucaramanga la práctica de alquiler de bebés y niños va en aumento con la llegada masiva de migrantes venezolanos, quienes se ubican en semáforos y entradas de centros comerciales para pedir monedas.

Así pasó con una mujer que pedía limosna en compañía de dos pequeños y decía ser la abuela de los menores. Sin embargo, no pudo demostrar el vínculo familiar.

“Señora Hilda, en ese orden de ideas la niña nos va a acompañar hasta el ICBF para contactar a la mamá y poder verificar que realmente se tenga un parentesco con ella”, le indicaron las autoridades a la ciudadana venezolana.

“Los apellidos no corresponden, entonces por eso hubo la necesidad de trasladar”, señaló Katherine Martínez, personera de Bucaramanga.

Por esta reprochable práctica el fin de semana dos mujeres venezolanas fueron capturadas. Las detenidas alquilaban una niña colombiana y la usaban para la mendicidad en semáforos.

“Se pudo verificar que no tienen ningún parentesco familiar y la empleaban para pedir limosna. Luego de diferentes indagaciones, las capturadas confirmaron que la progenitora la había facilitado para pedir dinero”, detalló el general Luis García, comandante de la Policía de Bucaramanga.

Publicidad

Sin embargo, fueron dejadas en libertad por un juez de control de garantías. Como este hay otros 20 casos en investigación.

“Se está dando el alquiler por parte de personas colombianas. Les entregan los niños a migrantes para que los utilicen en la mendicidad y no sabemos si en otra cosa, como microtráfico o delitos sexuales; no sabemos en qué puede parar esto si no le ponemos un alto”, advirtió la personera de Bucaramanga.

Los niños rescatados fueron llevados a una comisaría de familia, mientras que los padres deberán responder ante la Fiscalía.

“La autoridad debe verificar la condición de vulnerabilidad y si es posible deben entregar al menor a la familia extensa o a otras personas que hagan parte de su núcleo familiar, unas personas responsables, o de lo contrario deberán permanecer a disposición del ICBF”, explicó José David Cavanzo, secretario del Interior.

Los lugares identificados por las autoridades donde se estaría presentando esta práctica son el centro y sur de Bucaramanga

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO