colombia
7:54 pm - 23 de Octubre de 2017

Así operaba una supuesta oficina paralela de Leonidas Bustos, según Gustavo Moreno

El exfiscal anticorrupción, en su declaración ante la Corte Suprema sobre Álvaro Ashton, contó cómo funcionaba el cartel de la toga.

Sin anestesia alguna, Gustavo Moreno reveló la cara oculta del otrora todopoderoso expresidente de la Corte Suprema de Justicia Leonidas Bustos.

“Yo por lo general no le entregaba dineros al doctor Bustos, sobretodo porque cuando yo me desplazaba a la casa del doctor Bustos lo tenía que hacer a altas horas de la noche y desplazar ese dinero implicaba que podía ser objeto de algún retén y tener esa dificultad. Sin embargo lo hice en un par de ocasiones”.

En su versión ante la corte sobre el senador Álvaro Ashton, Moreno contó cómo integró el llamado cartel de la toga. Dijo que por orden de Bustos empezó a trabajar con un abogado que llevaba procesos ante la corte. Es decir, reconoció una especie de oficina paralela del entonces magistrado Bustos.

“Yo ingreso por conducto del doctor Bustos a litigar en nombre del doctor Gerardo Torres, aproximadamente en el 2011”.

Gerardo Torres, más conocido como Yayo fue hasta hace tres meses ni más ni menos que el asesor de cabecera del congresista Germán Varón Cotrino. Yayo, además, estuvo casado con Luz Mábel Parra, magistrada auxiliar de Leonidas Bustos en la corte, una cadena de coincidencias que Moreno explicó así:

“Ahí noto que, independiente de que sea legal o no legal, con los tecnicismos pues no era moral ni ético que el esposo de su magistrada auxiliar me refiriera por conducto del magistrado titular casos para litigar en la corporación de la que hacía parte”.

Gustavo Moreno revelará a la Corte Suprema el nombre de otros 15...

Aunque llevaron algunas defensas juntos, como la del senador Hernán Andrade, Moreno se quejó con Bustos. Según relató, Yayo no lo dejaba entenderse con los congresistas investigados y le pagaba poquito.

“Le manifiesto mi inconformidad al doctor Leonidas Bustos, me dice: no se preocupe, preséntese a la oficina del doctor Francisco Ricaurte”. 

Fue así como Moreno conoció al exmagistrado Francisco Ricaurte, hoy detenido en La Picota. Ahí empezaron a mover tras bambalinas los casos de los senadores Musa Besaile y Álvaro Ashton y otros más. No obstante, Bustos -en su declaración ante la corte - aseguró que Moreno es un mentiroso que pedía plata a su nombre y que lo perseguía.

"Yo entiendo que es un acto de defensa honorable magistrado. En esto la fuerza de los hechos tiene más fuerza que las palabras. ¿Sí es una relación normal, los ingresos que yo tengo al despacho de él, si es una relación normal que una camioneta que yo compré aparezca en cabeza de su esposa, que un carro que tuvo él aparezca en cabeza mía, que tengamos reuniones no en una ocasión sino en varias fuera del país, que él, él, él y solo él me haya referido a Gerardo Torres, esposo de su magistrada auxiliar, que me haya referido al doctor Francisco Ricaurte?".

Moreno, además, explicó que su encuentro con Bustos en un exclusivo hotel de Miami para pasar un fin de año no fue algo casual.

Lyons habló con la Corte Suprema y no dejó bien parados ni a Musa...

“Esa reunión fue para hablar sin ningún tipo de apuros y sin ningún tipo de testigos, con algún tipo de descanso y tranquilidad de los temas que teníamos con Pacho, unos temas que se manejaban por el grupo, concretamente de actos de corrupción”.

Al final de su versión, Gustavo Moreno aseguró que la también expresidente de la corte, Ruth Marina Díaz, podría terminar enredada. 

“Ella hacía parte de la oficina que abrió el doctor Francisco Ricaurte y ella precisamente ayudaba en algunos casos porque decía tener alguna influencia sobre un magistrado en particular”.

Tras la confesión de Moreno, la Corte Suprema se apresta a tomar decisiones en el caso del senador Álvaro Ashton.

 

Ver Comentarios

d