Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Aumentan casos de extorsión por secuestro de mascotas: así operan los delincuentes

En muchos casos, los victimarios suelen ser personas allegadas a los dueños, incluso familiares. Así le ocurrió a Romeo, perrito liberado en Villavicencio.

Han aumentado dramáticamente los casos de extorsión por el secuestro de mascotas. Luego de raptarlos, los delincuentes cobran rescate por estos queridos animales de compañía y amenazan con hacerles daño si la víctima no cumple sus demandas.

“La extorsión por el secuestro de mascotas inicia desde el momento que el delincuente detecta cómo puede trasgredir a su víctima, pues el amor mutuo por los animales, ya sea un perro o un gato o algún otro animal, es usado para vulnerar a su víctima”, explica la mayor Nelva Gómez Sánchez, investigadora del Gaula.

Vea también: Perrita murió electrocutada en Bogotá: la sacaron a pasear y recibió una descarga en un poste

Así operan

La siguiente conversación corresponde a un caso registrado hace algunas semanas en Villavicencio, donde tras el hurto de un perro de raza pomerania llamado Romeo, los delincuentes exigían 5 millones de pesos por su devolución.

Delincuente: ¿Sabe qué? Ya lo ferié. Ya ferié ese perrito, ¿me entiende?, y si no, ¿si me va a pagar o qué?

Publicidad

Víctima: Sí, yo estoy tratando de buscar la plata. Por favor, no le vaya a hacer nada al perro, ni lo vaya a vender. Usted no sabe cómo está mi hijo, cómo está mi esposa.

Delincuente: Yo les di un plazo, pero es que ustedes son más incumplidos. Sabe qué, ustedes van es como a denunciar. Sabe qué, pelo, pelo a su perro, y pelo a sus hijos, hermano, yo sé dónde viven.

“Muchas veces personas cercanas o medianamente conocidas suelen ser los victimarios de estos secuestros de mascotas. Todas las razas pueden ser vulnerables. En algunos casos piden recompensa, y en otros los hurtan para sacarles crías y venderlos en mercados de la ciudad”, asegura la investigadora.

Los dueños de Romeo denunciaron ante el Gaula el delito de extorsión y, en coordinación con la Fiscalía, se planeó un encuentro entre el dueño del perrito y el presunto delincuente para pagar el rescate. Romeo fue liberado y en el operativo descubrieron que el extorsionista era un primo de la familia.

“Recuerde que si paga, así sea una cuantía menor, para que le devuelvan a su mascota puede exponerse a que le exijan más dinero”, subraya Gómez.

¿Dónde denunciar el secuestro de mascotas?

Publicidad

Los casos de extorsión deben ser denunciados ante la línea 165 del Gaula de la Policía Nacional. Recuerde no perder de vista a sus animales de compañía mientras están en parques o sitios públicos, sea prudente en las conversaciones con extraños, no los deje bajo el cuidado de personas desconocidas, y evite dejarlos solos en los antejardines de las casas.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias