colombia
1:25 pm - 22 de Noviembre de 2019

Cacerolazos en el mundo: dónde surgieron y cuáles han sido los más famosos

Aunque tuvieron su origen en Francia durante el siglo XIX, son países como Chile, Argentina y Venezuela los que le han dado su poder como protesta.

Usar las ollas y elementos de la cocina ha sido una forma de manifestación pacífica que ha cruzado fronteras y que se estrenó en Colombia durante el paro nacional. Aunque no es la primera vez que en el país se ha usado en protestas hasta ahora habían sido grupos pequeños de personas, en puntos focalizados.

En contexto:

Con olla en mano y en paz: así fue el cacerolazo con el que se finalizó la jornada de paro nacional

Una masiva como la del paro nacional del 21 de noviembre, en varias ciudades y a través de todos los estratos sociales, no se había visto en esta nación.

La idea surgió en Francia durante el siglo XIX, en 1830, por opositores al régimen de Luis Felipe de Francia. El ruido se convirtió en una constante para mostrar la desaprobación con el monarca.

El método se propagó fácil pues los elementos están al alcance de cualquiera y, sin mayores movilizaciones o infraestructura, se envía un mensaje claro.

Fue en Latinoamérica donde el cacerolazo tomó una nueva dimensión como forma de lucha pacífica.

En Chile se volvieron comunes para mostrar su inconformismo con el presidente Salvador Allende (1970 – 1973) por el desabastecimiento de comida. Al caer la noche, los ciudadanos salían frente a sus casas para hacer sonar sus utensilios.

También fue popular y tomó importancia durante la dictadura de Augusto Pinochet. Una protesta programada contra el dictador tuvo que ser cancelada, al conocerse que sucedería una gran matanza pues los militares tenían orden de disparar contra la multitud. Por esta razón, los manifestantes usaron la cacerola para hacerse sentir.

La presión política y ciudadana fue tal que finalmente el país vivió un plebiscito que sacó a Pinochet y los militares del poder.

En Argentina los utensilios de cocina también hicieron sentir su poder. En un inicio, durante la dictadura militar argentina, pero tomaron fuerza durante las protestas del 19 y 20 de diciembre de 2001 contra el presidente Fernando de la Rúa y su famoso ‘corralito’. Violentas represiones ocurrieron durante las manifestaciones, pero los cacerolazos nunca se detuvieron. De la Rúa caería días después.

Varios presidentes españoles también han sentido el poder de la cacerola. Mariano Rajoy, José Luis Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero, por ejemplo.

En Cataluña se ha convertido en un símbolo de los independistas.

En Venezuela constantemente han sido usados como protestas contra los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro.

Sin embargo, el sartén no solo habla en lenguas latinas. También fue usado en Islandia, durante la crisis económica que golpeó a ese país en 2008 – 2009, las manifestaciones provocaron la caída del primer ministro.

En Canadá, durante movilizaciones estudiantiles en 2012, se llevaron a cabo manifestaciones en varias ciudades. En Quebec se llegaron a realizar más de 40 cacerolazos.

Más contenidos sobre: 
Ver Comentarios

d