Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Colombia se distancia de iniciativa que busca liberar patentes de vacunas COVID

Según el gobierno Duque, existen otros temas prioritarios en relación con la distribución del biológico. "Asumió un rol de comprador pasivo", critican expertos.

A través de Víctor Muñoz, el hombre de la Presidencia encargado de manejar los contactos para la llegada de vacunas contra el coronavirus al país, Colombia marcó distancia frente a la propuesta que hicieran 175 líderes del mundo, incluido el expresidente Juan Manuel Santos, de liberar las patentes de estos proyectos y así acelerar la producción mundial.

(En contexto: Juan Manuel Santos se vacunó contra el COVID-19 en Estados Unidos: "Me pusieron la de Pfizer" )

Según Muñoz, hay otros temas prioritarios en relación con la vacuna en el mundo: “Colombia es partidario que el mundo se beneficie de una mayor producción, de no bloqueo de la exportación de vacunas y que podamos avanzar de manera más eficiente”.

Los argumentos son insuficientes para centros de pensamiento y organizaciones que han pedido al gobierno que apoye liberar las patentes ante la Organización Mundial del Comercio.

“Colombia asumió un rol que es de comprador pasivo y un comprador pasivo en un escenario de un mercado de un bien público esencial, como son las vacunas, tiene todas las de perder”, opina Claudia Vaca, directora del centro de pensamiento y medicamentos de la Universidad Nacional.

Lo que parece ser muestra de esta afirmación es que el gobierno no ha podido cumplir con las proyecciones establecidas y las segundas dosis de Sinovac se han retrasado. “Los mensajes y la forma como se ha comunicado a la ciudadanía han sido no solamente opacas, sino muy confusas. Eso le genera ansiedad a la ciudadanía, disminuye la confianza en la vacunación y genera un ambiente tenso incluso con la comunidad académica”, agregó.

Publicidad

Víctor Muñoz, director del Departamento Administrativo de la Presidencia, explicó por qué la tardanza con la vacuna de Sinovac: “presentó una demora en la distribución en el mundo. En China se priorizó un proceso de vacunación interna donde se pasó y se duplicó (…) de esta manera se afectaron básicamente cerca de 20 países en el mundo”.

De acuerdo con Víctor Muñoz, el 27 de abril llegarán al país un millón de vacunas para aplicar las segundas dosis y el mes de mayo se recibirán las 3.500.000 mil dosis restantes para completar lo pactado con la farmacéutica china.

Para mediados de mayo el gobierno tiene dos objetivos: aplicar semanalmente 1.200.000 dosis e iniciar la vacunación establecida en la etapa tres.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias