Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

¿Cómo pasó Alejandro Lyons del banquillo de acusado a pasearse tranquilamente por Miami?

Está investigado por múltiples casos de corrupción y la Fiscalía cree que malversó $10 mil millones. Pero aceptó ser testigo clave y ahora está protegido por la DEA

El exgobernador Lyons pasó del banquillo de los acusados al atril de los acusadores. A pesar de sus múltiples investigaciones por corrupción, hoy posa como testigo en Estados Unidos y tal parece que no piensa volver a Colombia. Esta es la radiografía de sus deudas con la justicia.

Lyons está siendo investigado por 20 delitos. Lo señalan como el beneficiario del cartel de la hemofilia, por el que se habrían perdido 42 mil millones de pesos, y también por irregularidades en el manejo de regalías que le costaron a los cordobeses otros 60 mil millones de pesos.

Sobornos y contratos amarrados habrían sido patrocinados por Alejandro Lyons durante su administración entre 2012 y 2015. Según los testigos, la tajada de Lyons era el 30 por ciento de esos negocios. Fiscalía cuenta con un arsenal de testimonios y pruebas documentales en su contra por los delitos de concierto para delinquir, interés indebido en la celebración de contratos, peculado y falsedad en documento público y privado.

Los investigadores ya acreditaron que Alejandro Lyons malversó 10 mil millones de pesos. Además se indaga si Lyons ordenó el crimen del exdirector de regalías de la región Jairo Zapa Pérez, desaparecido en marzo de 2014 y cuyo cuerpo fue encontrado en agosto de ese mismo año en zona rural de pueblo nuevo, muy cerca de la finca del papá del entonces mandatario regional.

Un catálogo de crímenes de los que, sin embargo, ya nadie habla. Nada volvió a saberse de las pesquisas en su contra, el rastreo a su fortuna, los testaferros que ya identificó la justicia o la imputación que desde mayo anunció la Fiscalía en su contra. ¿Cómo lo logró? entregándole a Estados Unidos la cabeza del exjefe de fiscales anticorrupción Luis Gustavo Moreno.

Publicidad

Tras las huellas del engaño: ascenso al poder y plan criminal del... Hoy Alejandro Lyon es testigo protegido de la DEA y vive tranquilo en Miami. Sus delaciones permitieron la captura de Moreno y del abogado intermediario Leonardo Pinilla, acusados por una corte federal de recibir un soborno a cambio de favorecer a Lyons.

El pasado 26 de abril, Alejandro Lyons y su esposa tomaron un avión con destino a Miami. En teoría el objetivo era atender unos procedimientos médicos de ella, pues tenía un embarazo de alto riesgo. En el entretanto, el exgobernador Lyons terminó de mover sus fichas para la caída del fiscal Luis Gustavo Moreno y el abogado Leonardo Pinilla.

Una fotografía en poder de Noticias Caracol fue tomada a finales de mayo de 2017 en Miami. Es el único registro gráfico en el salen juntos el exgobernador Alejandro Lyons, el abogado Leonardo Pinilla, un mujer de Montería muy cercana a Lyons, y un familiar del exfuncionario. Se les ve felices, posando para la cámara, tomando cerveza en el Dolphin Mall de la Florida.

La DEA, tras bambalinas, lo grababa todo.

Publicidad

Así fue la trampa que la DEA le tendió al exfiscal anticorrupción en... Según la justicia estadounidense, en esa ocasión Leonardo Pinilla le hizo saber a Lyons que sabía que su arresto en Colombia era inminente, pero que su amigo Luis Gustavo Moreno podría ayudarle a cambio de un dinero. La DEA reportó que Pinilla le dijo a Lyons que el objetivo era pagar para arreglar los testigos o desacreditarlos.

La versión de Alejandro Lyons a la justicia de Estados Unidos es que el abogado Pinilla y el fiscal Moreno lo empezaron a buscar desde noviembre de 2016 para proponerle torcer los procesos en Colombia a cambio de 400 millones de pesos. Lyons les siguió el juego y, al final, Pinilla y Moreno cayeron. Pero, ¿fue realmente así? ¿fueron Moreno y Pinilla los que siempre buscaron al exgobernador o hay otra versión de los hechos?

Precisamente Noticias Caracol tuvo acceso a evidencias que revelan que Alejandro Lyons fue uno de los actores principales de la celada en la que cayeron el exfiscal Moreno y el abogado Pinilla, dos audios en poder de este noticiero muestran que Lyons también tiró el anzuelo y los pescó.

Cronología de la trampa

Se trata de dos mensajes de voz enviados por Alejandro Lyons al celular de Leonardo Pinilla a través de la plataforma de mensajería Telegram. El primero se registró a mediados de mayo de 2017, es decir, casi dos semanas antes de que se vieran en Miami. En ese mensaje Lyons le pidió que convenciera a una amiga en común de que lo visitara en Estados Unidos.

Leonardo Pinilla le cumplió a Lyons. También es claro en el audio que el exgobernador, quería información para su defensa, el segundo mensaje es más contundente.

Publicidad

"Oiga, profesor, me cayeron unos 'verdecitos' por acá. Ojalá te los pueda entregar acá este fin de semana. Viernes o sábado, eso me facilitaría mucho las cosas. Así que trata de que esa información te la entreguen rápido y yo les puedo cumplir acá. Inclusive si quieren todo o una gran parte y te la llevas de una vez que de aquí pa’ allá no molestan".

El mensaje de Lyons fue muy claro: aquí tengo la plata y los estoy esperando con la información. Dos pruebas de que el exgobernador provocó el escenario para la caída del fiscal anticorrupción y del abogado Pinilla. Es decir, no solo le pidieron plata, él también la ofreció.

Fuentes cercanas al abogado Leonardo Pinilla le revelaron a Noticias Caracol que Lyons pretende mostrarse como víctima cuando en realidad fue el verdadero titiritero de esta historia. Según dijeron, fue Lyons el que buscó a Leonardo Pinilla en 2016 para que éste le prestara asesoría jurídica a la sombra a él y a varios exfuncionarios de su administración investigados por corrupción.

De hecho, las fuentes añadieron que Pinilla y Lyons se habrían reunido varias veces con estas personas con el objetivo de cuadrar los testimonios para que el exgobernador no resultara salpicado. Todo a cambio de que, supuestamente, Lyons pagara sus defensas. Esta es, por lo menos, la otra cara de esta historia… ¿quién contactó primero a quién?

Publicidad

Mientras Pinilla creía que ayudaba a su amigo y de paso se ganaba una buena comisión, Alejandro Lyons movía sus fichas para entregarlo a la justicia norteamericana, pero Pinilla era un pez muy chico, el pez grande era el fiscal Moreno. Pinilla lo convenció de viajar a recibir el soborno y la trampa de Alejandro Lyons se consumó.

A estos audios en poder de Noticias Caracol también se suma una explosiva declaración que le dio a las autoridades el condenado contratista Miguel Nule. Su testimonio dejó con la boca abierta a más de uno, vean por qué.

Miguel Nule, uno de los protagonistas del carrusel de la contratación en Bogotá, le contó a sus amigos más cercanos, algunos abogados y a varias autoridades una historia inédita de Alejandro Lyons. En su relato, señaló que en varias ocasiones se encontró al exgobernador Lyons en los pasillos de la cárcel de Corozal (sucre), donde Nule purgaba su pena.

Según contó Miguel Nule, los súbitos encuentros con Lyons fueron siempre fortuitos y ocurrieron en la noche, cuando ya se había acabado el horario de visitas para los internos. El condenado contratista añadió un detalle insólito: dijo que para ingresar al penal el exgobernador Lyons se disfrazaba.

¿Pero, a quién visitaba supuestamente Lyons en la cárcel a esas horas y en esas fachas? de acuerdo con Miguel Nule, a uno de los testigos que podría enredarlo: el contratista Jesús Eugenio Henao, acusado por la Fiscalía como cerebro del crimen del exdirector de regalías de Córdoba Jairo Zapa. Es decir, según Nule, el exgobernador Lyons, otrora todopoderoso, entró a hurtadillas a una cárcel con la complicidad del guardia del Inpec para comprar el silencio de un testigo que podría ponerlo en apuros.

El relato de Nule parece de película, pero coincide con el súbito traslado en abril de 2017 del testigo Jesús Eugenio Henao a los calabozos del búnker de la fiscalía en Bogotá. De hecho, desde entonces, este excontratista prendió su ventilador contra Alejandro Lyons, a quien señaló como el estructurador del saqueo a Córdoba

Publicidad

Queda claro que hay muchos cabos sueltos en esta historia, pero también una verdad redonda: el exgobernador de Córdoba le debe muchas explicaciones al país. Al margen de cómo termine la extradición del exfiscal Gustavo Moreno y del abogado Leonardo Pinilla, a quienes delató, Lyons sigue paseándose tranquilo en Miami. 

Publicidad

Lo más visto
Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política.
ENTENDIDO