Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Conversaciones de WhatsApp de algunos militares (r) que viajaron de Colombia a Haití

Se supo que contactaron a más de 500 comandos especiales para ‘una misión en el exterior’. Aquí los chats y testimonios entregados por los que no alcanzaron a salir del país.

Soldados profesionales en retiro que fueron convocados y no viajaron a Haití revelaron detalles de cómo se preparó el viaje, de los pormenores del trabajo que iban a realizar y de cómo fueron escogidos.

El jueves 27 de mayo fue creado por ‘Manuel Capador’ el grupo de WhatsApp ‘Esfuerzo principal’ que buscaba contactar militares retirados para realizar un aparente trabajo de seguridad en Haití, muchos estaban interesados en la oportunidad, pero pocos conocían la labor que tendrían que desempeñar.

‘Manuel Capador’, nombre adoptado durante su trabajo en la inteligencia militar por Duberney Capador Giraldo, sargento viceprimero retirado del Ejército y quien aparece como uno de los administradores del grupo de WhatsApp , fue una de las 500 personas involucradas en este cruce de mensajes.

Señores, ustedes ya están seleccionados todos los que van hasta el momento tranquilos. Aún faltan más, estoy adelantando trabajo, estudio de seguridad, es que yo los conozco a todos y conozco sus capacidades”, se lee en uno de los mensajes.

La respuesta fue inmediata por parte de los convocados en el grupo que con el paso de los minutos crecía.

Ese día las conversaciones se cerraron con un mensaje claro de Capador hacia los interesados: "Si yo digo, yo soy fusilero, fusilero somos todos, pero si usted se desempeñó en acción directa, combate cercano, en reconocimiento especial, es tirador de alta precisión, es puntero, contrapuntero, rastreador, es experto en inteligencia, ha estado en vigilancia y seguimiento, eso es lo que yo necesito que pongan ahí, sus especialidades".

Publicidad

Capador, quien fue asesinado el mismo día del magnicidio del presidente de Haití y señalado como supuesto mercenario, habría sostenido cientos de conversaciones con militares retirados del Ejército colombiano.

El 27 de mayo escribió: “bueno, señores, les informo yo ya estoy en el sitio hace casi un mes, esto va rápido y andando en el momento que se llamen tendrán máximo dos días para estar listo, prepárense sicológicamente, porque los vamos a necesitar muy rápido”.

Quienes avanzaban en el proceso, también recibían llamadas telefónicas donde les confirmaban el destino de la misión. Eso sí, Capador pedía discreción para evitar filtrar de información en lo que sería una de las convocatorias más grandes hechas en el sector de la seguridad en Colombia, pues buscaban cerca de 500 personas con características especiales de un soldado profesional.

En las conversaciones también se habría pactado la cantidad de dinero que iban a recibir. “Al inicio se les habló de que el sueldo está entre $2500 y $3500 eso aún no se define, pero, eso en Colombia es dinero y allá vale”.

El grupo también contaba con un segundo administrador, quien era llamado por el apellido, Mendivelso y que cumpliría la labor de la logística del viaje. Actualmente es uno de los capturados.

El 28 de mayo Manuel sorprendió a más de uno con el siguiente mensaje: “señores, dato importante, ustedes van a prestar la seguridad del presidente de este país, así que por obvias razones tienen que ser los mejores".

Publicidad

Al chat llegó el coronel retirado Carlos Guerrero Torres, quien es el oficial de más alto rango de este capturado en Haití.

En medio de tantas órdenes y exigencias llegó junio, era el mes del viaje, sin embargo, en el chat hubo una nueva indicación de Manuel: “señores, buenos días, por favor a partir del momento toda la información que se requiera la envían al interno de Mendivelso y Maquilon, nada por este grupo”.

Luego, de forma sorpresiva, en el chat, Manuel anunciaba el 4 de junio a las 4:34 p.m. que los primeros militares retirados ya estaban viajando desde la noche anterior a Haití.

Ya en Haití, quienes estaban desde hace varios días, cumplían algunas labores de vigilancia.

Sin noticias del plan, y con gastos de pasaporte y dotación, algunos exmilitares contactaron a quienes ya habían viajado. Uno de ellos envió un audio a inicios el mes de julio:

Casi todos los que estamos acá, uno les escucha decir lo mismo: problemas, deudas y aún estamos así porque, aunque ya llevamos, vamos a completar un mes el siete de haber llegado estas tierras, todavía no nos han pagado, entonces aún estamos igual esperemos que de hoy a mañana, si Dios quiere, ya nos damos cuenta

Publicidad

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias