Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Coyotes escondían a migrantes en resguardos indígenas: un policía se infiltró y así los atrapó

Los traficantes los retenían a la fuerza y también les quitaban sus pasaportes. Muchas de las víctimas murieron en medio de la travesía.

Coyotes en Colombia.

En resguardos indígenas de Nariño, según la Policía , los llamados coyotes ocultaban por varios días a los migrantes que recogían en la frontera con Ecuador y que venían de Brasil.

“Para evadir a las autoridades se utilizaron algunas casas en unos resguardos indígenas, donde retenían en contra de su voluntad a estas víctimas, los migrantes, a quienes les retenían sus pertenencias y pasaportes hasta que completaran el pago para desarrollar la operación de los coyotes”, dijo el general Fernando Murillo, director de la Dijín.

Información que obtuvo un agente de la Dijín que se hizo pasar por migrante cubano y que identificó, uno a uno, los integrantes de la red criminal de tráfico de migrantes. Por ejemplo, en Ipiales, reveló la identidad y ubicación del máximo jefe de la red, conocido con el alias de ‘Poli’.

Alias ‘Poli’ es un coyote capturado en el año 2018 por el mismo delito, pero a quien, por su supuesto buen comportamiento, un juez le otorgó el beneficio de casa por cárcel, con un permiso adicional para trabajar y efectivamente salió a seguir traficando con migrantes.

El mismo agente infiltrado también puso al descubierto a alias ‘Trapo’, un coyote que tenía nexos con servidores públicos que entregaban las documentaciones falsas a algunos migrantes para que se movieran por Colombia.

“Tenían una estructura de delincuentes que utilizaban hoteles a través de los administradores o los dueños”, anotó el general Murillo.

Publicidad

En un video grabado por los investigadores se ve a alias Iván Darío, encargado, según la Dijín, de mover a los migrantes entre las ciudades.

Allí aparece adelante de los migrantes y, al ver una patrulla de la Policía, gira su cabeza, pero luego sigue como si nada sin perder de vista a los extranjeros que lo siguen en fila hasta un bus que abordan en la noche para llevarlos de Ipiales a Bogotá, una nueva ruta que los coyotes eligieron para evadir los controles de las autoridades migratorias.

Desde la capital de la República, los suben en otros vehículos para llevarlos a Medellín y luego rumbo al Urabá, donde los recogen las lanchas.

“Las personas de nacionalidades del continente africano, asiático, llegaban al continente americano por Suramérica y, estando en el Ecuador, estaban los contactos de la organización para trasladarlos por todo el corredor centro del país hacia el Urabá. Toda su travesía duraba casi 236 días, desde el lugar de origen hasta el destino, especialmente los Estados Unidos”, explicó el director de la Dijín.

Después de casi dos años de seguimientos, la Policía capturó, en Bogotá, Ipiales y Medellín, a diez integrantes de la banda conocida como Los Errantes. Muchos de los migrantes murieron en medio de la travesía, lo cual también está siendo investigado por las autoridades.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.