Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Cuatro de las víctimas fatales del alud en Risaralda viajaban a un sepelio

"Estamos muy angustiados, muy tristes. Venían a enterrar a la mamá de mi tía, a mi abuela", lamentó un familiar de los fallecidos.

Cuatro de las víctimas mortales del alud en Risaralda iban para un sepelio

Al hospital San Jorge, de Pereira, capital de Risaralda, fueron trasladados cuatro heridos que viajaban en el bus tapado por el derrumbe en la vía a Chocó. Uno de ellos murió, mientras que Davianni Saray Mosquera, la niña de 9 años que fue encontrada aferrada a su mamá (muerta dentro del bus), se recupera en dicho centro de salud.

Flor Mosquera, tía de la menor, informó a Noticias Caracol que “ella dice que se cayó y que alguien le cayó encima y que era pesado y que ella no se podía levantar… Luego dice que la mamá la tenía aferrada y por eso ella no se podía mover, y por eso ella tiene su bracito muy hinchado y como con ampollas”.

En medio de divagaciones, Davianni le dijo a su tía que su mamá “tenía los ojitos negros y cerrados y estaba botando sangre por la nariz”, pero cuando la rescataron vio hacia abajo y su mamá "estaba de lado y Tiago (su hermanito de un año que perdió la vida) tenía la mano dentro de las piernas" de ella.

En hospitalización también está el joven Andrés Guillermo Ibarguren Riveros, de 19 años, quien relató que fue su papá el que lo salvó de morir.

“Mi papá estaba ahí al lado mío, preguntaba que si aún estaba consciente. Me decía ‘vamos, vamos mijo’. En esas logré salir por un hueco. Intenté agarrarme de alguna rama, pero me resbalé y caí a un abismo dando vueltas. Rodé, gracias a Dios que no caí en el río, en un momento estaban cayendo más piedras, no tenía aliento de moverme más”, contó.

Publicidad

Y agregó: “Ya después me estaba sangrando la cabeza y estuve consciente todo el tiempo, pensando en mi mamá, en mi padre, en mi hermana que venía en el bus con nosotros y una prima”.

Horas después, el papá de Andrés Guillermo llegó al hospital, pero no pudieron reanimarlo y falleció. Junto al joven se recuperan la niña Davianni Saray Mosquera y una mujer de 57 años, quienes también fueron rescatadas dentro del bus, en medio de la tragedia.

Y es que más de 20 fallecidos eran de Condoto e Istmina, en donde las autoridades decretaron tres días de luto. Sus familiares están angustiados porque no tienen mucha información de cuándo serán entregados los cuerpos de sus seres queridos, pues hay al menos diez personas por identificar.

Los hermanos Juan David y Darlin Ruiz Mosquera, la pequeña de tres años Eimy Potes Ruiz y su padre, Andrés Felipe Potes, viajaban desde Cali para un sepelio en Condoto, Chocó, pero la vida y su ironía hoy tienen de luto a una familia llorando a cuatro de sus integrantes.

Publicidad

“Estamos muy angustiados, muy tristes, porque los familiares venían desafortunadamente a enterrar a la mamá de mi tía, a mi abuela y cayeron en ese accidente”, lamentó Sunny Mosquera, familiar de las víctimas.

La Gobernación de Chocó dispuso de 50 millones de pesos como auxilio funerario para las familias de las personas que perdieron la vida en la vía Quibdó - Pereira. El derrumbe dejó 34 muertos.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.