Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Cúcuta no tiene la infraestructura para iniciar vacunación contra el COVID-19, dicen médicos

Pese a que el departamento se está preparando para comenzar el proceso de inmunización, se advierten posibles colapsos en algunos centros médicos.

El departamento del Norte de Santander se prepara para iniciar el proceso de vacunación contra el COVID-19. Autoridades de salud revisan la infraestructura para evaluar la logística y que el plan para inyectar a los ciudadanos no tenga ningún contratiempo.

En la primera fase de vacunación contra el coronavirus se dispusieron 341.651 dosis para el departamento, 200.653 tendrán como objetivo la capital: Cúcuta.

“Estamos adelantando la tarea, como habíamos expresado en días anteriores, en seguimiento y preparación de este proceso de alistamiento de nuestras instituciones de salud para el proceso de vacunación regular de influenza, sarampión, rubéola y de lo que ha proyectado el Gobierno nacional del cubrimiento contra el COVID-19”, manifestó Carlos Martínez, director del Instituto Departamental de Salud.

Sin embargo, algunos trabajadores de la salud afirman que todavía no se cuenta con las instalaciones adecuadas para comenzar la vacunación. Así lo afirmó el presidente de Anthoc (Asociación Nacional Sindical de Trabajadores y Servidores Públicos de la Salud y Seguridad Social Integral y Servicios Complementarios de Colombia) en Norte de Santander, Arístides Hernández.

No tenemos ni siquiera la infraestructura donde se pueda realizar esta actividad, porque las unidades básicas como Puente Barco, Loma de Bolívar, que es lo público, no tendrían el espacio”, declaró Arístides Hernández.

“Ya que colapsarían, las personas muy seguramente van a asistir masivamente y ellos después de ser vacunados deben esperar 30 minutos para esperar la reacción”, añadió.

Publicidad

Otra problemática es la alta población de migrantes venezolanos que a diario cruzan la frontera.

Según Víctor Bautista, secretario de fronteras de Norte de Santander, los ciudadanos extranjeros llegan con problemas de alimentación y de consecución de medicamentos. Esto dificulta la tarea de control.

Autoridades civiles piden al Gobierno que se prioricen las ciudades fronterizas para que el plan de vacunación se efectúe y haya una disminución de contagios en el departamento, que ya ascienden a los 48.529 de casos positivos de COVID-19.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias