colombia
8:53 am - 31 de Julio de 2017

Culpan a mototaxistas de la proliferación de piojos en Bucaramanga

El tema, lejos de ser un chiste o una anécdota, se ha convertido en un problema de salud en la ciudad.

El secretario de Salud de Santander, Luis Alejandro Rivero, lo dice claramente: son varios los casos de personas que, tras utilizar el casco de un mototaxi, resultan con una tremenda piquiña en la cabeza. No es otra cosa que piojos.

Las personas usan los cascos y no saben quién más los ha utilizado”, afirma el funcionario y, de forma muy gráfica, explica: “lo que tiene el casco por dentro termina siendo una almohadilla que va recogiendo la humedad del cabello”, termina siendo cuna de estos parásitos.

Rivero asegura que el casco, como la ropa interior o las medias, es un elemento de uso personal que, en lo posible, jamás debe compartirse. Es una medida básica de higiene.

Este año, en Bucaramanga se han impuesto cerca de 3.000 mil comparendos a mototaxistas y otros conductores que prestan ilegalmente el servicio de transporte público.

Temas relacionados: 
Ver Comentarios

d