Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Detrás de hermosas imágenes de osos de anteojos en Nariño se esconde una triste realidad

Aunque los ambientalistas expresan su alegría por observar nuevos individuos, están preocupados por la invasión de su hábitat y hacen un llamado para protegerlos.

Más allá de la belleza de las imágenes, en las que se observa a una osa de anteojos caminando tranquilamente con su cría en una zona rural del municipio de La Cruz, las mismas revelan la crítica situación que vive el oso andino en el departamento de Nariño , donde se ha incrementado el avistamiento de esta especie.

“Aproximadamente en el último mes hemos recibido nuevamente una serie de denuncias sobre alistamiento de oso andino, principalmente en el municipio de Pasto. Hemos reportado algunos avistamientos en el corregimiento de El Encano. De igual manera, tenemos reporte sobre algunos municipios como Buesaco, La Unión y Cumbal”, señala Natalia Moreno, subdirectora de conocimiento y evaluación ambiental de Corponariño.

La ampliación de la frontera agrícola y la tala indiscriminada reduce el hábitat del oso.

“El oso andino es la única especie de oso que se encuentra en Suramérica, en todos los casos es una especie que está en un estado vulnerable debido a la fuerte presión antrópica que se suscita a raíz de la tala ilegal, la quema de los páramos, la ampliación de la frontera agrícola y los procesos de deforestación sumados al desconocimiento que tiene la gente sobre esta importante y valiosa especie”, explica Ángela María Burgos, bióloga.

Corponariño asegura que realiza esfuerzos de protección.

“La Corporación tiene unos proyectos supremamente fortalecidos que se han venido construyendo a raíz de esta presión tan grande sobre esta especie. Estamos trabajando en temas de educación ambiental, esto es supremamente importante para que las comunidades comiencen a conocer, a vivir realmente, a sentir la importancia de los ecosistemas y por qué no talar los árboles, por qué no intervenir los ecosistemas”, manifiesta Moreno.

Publicidad

El oso andino juega un papel fundamental en el equilibrio de los ecosistemas y comúnmente no ataca.

Muy importante resaltar que el oso andino no es una especie carnívora, por tanto, digamos que en defensa sí puede eventualmente presentarse estos ataques, pero él no se alimenta del ganado”, dice Burgos.

Las autoridades piden informar de su presencia y no hacerles daño cuando se presenten cerca de las fincas.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias