Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Dialogar y bajar el tono: el pedido de la academia, los artistas y diferentes credos

Iglesias católicas y cristianas invitan a prestar atención a las insatisfacciones de la población. La academia también cree que se deben dar alternativas a los jóvenes.

Tras una semana de inconformismo en las calles donde miles de colombianos pidieron ser escuchados , diferentes corrientes hablan del espacio que se requiere para que el país supere la marea.

Los jerarcas de la Iglesia católica hablan del diálogo como primer eslabón que permita construir el país.

"Tenemos que abrirnos a todos los sectores de la sociedad donde están los jóvenes que han sido muy afectados, los indígenas, los afrocolombianos, los campesinos las personas jubiladas o en edad de jubilación que tienen enormes expectativas", explicó monseñor Héctor Fabio Henao, director de la Pastoral Social.

Las Iglesias cristianas como Casa sobre la roca consideran que ese diálogo debe ser franco y directo, sin insultos y sin violencia.

Las manifestaciones de los días actuales muestran variadas insatisfacciones y plantean problemas que deben ser enfrentados con decisión y sabiduría.

Publicidad


La academia pide respetar las diferentes maneras de ver el mundo y centrar las propuestas en los jóvenes.

"El comité del paro, las organizaciones sociales, sindicales, también los partidos políticos de oposición se tienen que sentar en la mesa como lo hemos pedido desde muchas regiones del país”, explicó Édgar Varel, rector de la Universidad del Valle.

"Ojalá no se le olvide que la mayor parte de los que están protestando son los jóvenes que están en una zona de no futuro. Muchos de ellos no tienen trabajo, muchos de ellos no tienen tampoco acceso a educación", opinó Eduardo Behrentz, vicerrector de la Universidad de los Andes.

Consideran importante bajar el tono del debate en las redes sociales.

"Es el momento de la no violencia. Se deben respetar los derechos humanos. Por supuesto, en la protesta pacífica no debe haber violencia y esto va para todos", señaló por su parte David García, director de la Filarmónica de Bogotá.

Para el escritor William Ospina hay demasiados jóvenes que terminan siendo instrumento de todas las violencias y dice que una solución para el hambre es la renta básica universal.

Publicidad

"Es lo único que permite a los pobres alzar cabeza y a las economías funcionar, porque si no hay quien consuma es difícil que la industria produzca y de qué sirve que el comercio ofrezca cosas", consideró el autor.

Piden que se abran los bloqueos viales para que pasen alimentos, medicamentos, ambulancias y elementos de primera necesidad a los lugares que lo necesitan.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias