Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Dolorosa imagen: más mil desplazados en Puerto Carreño permanecen en cambuches

Grave crisis humanitaria por los enfrentamientos entre grupos armados en zona de frontera. Niños, mujeres y adultos mayores, mayoría de víctimas.

Más mil desplazados en Puerto Carreño, Vichada, permanecen en cambuches cerca al río Meta

En cambuches construidos cerca al río Meta, en Puerto Carreño, permanecen los más de mil desplazados que tuvieron que salir de sus casas ante los enfrentamientos de grupos delincuenciales que, según ellos, se disputan el control del territorio en Venezuela.

Estamos en la costa del río buscando maneras de mantener la vida a todos nosotros, pero tenemos la fe en Dios de que hay ayuda para nosotros”, expresó un venezolano desplazado.

Publicidad

“Nos vinimos porque tenemos miedo por lo que se oye, entonces nos da mucho miedo y nos mandaron a decir que saliéramos todos, que nadie quedara en las casas”, manifestó un indígena desplazado.

Tras un censo realizado en la zona, se identificó que la mayoría de los desplazados son niños, adultos mayores y mujeres, por lo que la Alcaldía pidió ayuda del Gobierno nacional para atender a estas víctimas.

A la fecha ya llevamos aproximadamente mil personas que han llegado desplazadas por este conflicto armado, supuestamente, en Venezuela. Además, se hizo un llamado a Cancillería, se le hizo un llamado a la Gerencia de Fronteras, se le hizo un llamado a la Presidencia de la República”, indicó Jair Beltrán, alcalde de Puerto Carreño.

A la crisis humanitaria también se suman las amenazas que han recibido varios líderes indígenas y representantes de los desplazados que han denunciado la problemática. Piden protección por parte del Gobierno nacional.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.